La mujer que ninguneó a Hugo Silva

Día 25/09/2016 - 01.17h
Temas relacionados

El Festival de Cine de San Sebastián llega a su fin después de nueve días de películas, alguna que otra controversia y un gritó que rompe el silencio de una sala: «¡Pornógrafo!»

G3online
La actriz china Fan Bingbing consiguió la Concha de Oro este año.

La 64 edición del Festival de cine de San Sebastián comenzó con una lluvia «que parece que no pero cala» y acabó con bochorno (siempre hablando en términos técnicos de la ciencia climatológica, no se piensen). En la misma ceremonia de apertura hubo un suceso realmente extraordinario: Hugo Silva fue ninguneado. Él entraba en la gala ya empezada, ella se marchaba. Hubo un impasse en el que, cruzándose, estuvieron un par de segundos uno muy cerca del otro casi de frente. Por el rabillo del ojo el actor buscó cazar la mirada de esa mujer de rostro angelical, que le despreció; el actor parecía no existir. ¿Quién es este ser superior que pasa del protagonista de «Los hombres de Paco»? Fan Bingbing, la persona más famosa de Asia y actriz ganadora de la Concha de Oro este año. Ánimo, Hugo, se suele acabar superando.

Precisamente, ya que hablamos de la protagonista de «Madame Bovary», la película que ha ganado la Concha de Oro, habría que contar la controvertida rueda de prensa que dio el director de la misma para presentarla. Imbuido por la delicadeza, la sofisticación del discurso y la amplitud de miras de «Todos los hombres sois iguales» o las «Matrimoniadas» de José Luis Moreno, el director Xiaogang Feng abordó una pregunta con esta respuesta: «Cuando una mujer dice no a veces quiere decir sí». Le habían preguntado por qué la mujer de la película se enamora de la persona que la había violado.

Otro tipo que ha causado sensación en el festival es Bartosz Kowalski (sensaciones encontradas, quizá sea lo más ajustado). El joven polaco, que lucía por Donosti una camiseta en la que se leía nomofobia, es el director de «Playground», que recuerda un poco a «Funny games» de Michael Haneke pero con niños. Hubo personas que se marcharon de los pases de la cinta y Kowalski tampoco acabó de justificar bien por qué ha hecho esta película. Exactamente igual que los terribles críos de la película, a los que todos preguntamos: ¿por qué lo habéis hecho?

«¡Pornógrafo!», le gritó un hombre a un pantallón. Y es que el público también puede sobreactuar, claro. Se refería a Bayona, al que algunos critican haber hecho una cinta diseñada para hacernos llorar. Él se defiende con que llorar es terapéutico. La película del director catalán, «Un monstruo viene a verme», ha gustado en términos generales. Aunque, como decimos, tiene vehementes detractores. El cineasta contó que quería que el público se sintiera identificado con los personajes. El protagonista es un niño que tiene que enfrentarse a la inminente muerte de su madre y al que además pegan palizas en el colegio.

Y, por último y en modo retahíla, vamos a comentar algunas impresiones que han dejado las grandes estrellas que han pasado por el certamen: Ethan Hawke se mostró tan terrenal como se intuía, Hugh Gran dio una vacilona rueda de prensa en la que no dejó resquicio alguno a no contestar con el modo irónico y desapegado pulsado. Por otro lado, una imagen mofándose de la diferencia de altura entre Sigourney Weaver y Bayona fue la risa en Twitter, y Ewan McGregor cayó unánimemente bien. No se puede decir lo mismo de Jennifer Connelly.

Temas relacionados

Comentarios

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.