ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Neil Patrick Harris, un presentador en ropa interior que no logró conquistar a los espectadores
Neil Patrick Harris durante el momento más divertido de su actuación

OSCAR 2015 Neil Patrick Harris, un presentador en ropa interior que no logró conquistar a los espectadores

El actor brilló en las primeras actuaciones musicales y divirtió al público hasta que desapareció del escenario en la parte final de la gala

Día 24/02/2015 - 12.50h

La noche del estreno como presentador de los Oscar 2015 de Neil Patrick Harris arrancó con fuerza: una actuación musical de varios minutos con magia, interacción con escenas de las películas nominadas y la participación especial de Anna Kendrick y Jack Black (selfie incluido).

[Así te contamos en directo los Oscar 2015]

Fueron estas actuaciones musicales los puntos a favor del maestro de ceremonias en la gran noche del cine. Su buen hacer saltó incluso de la «zona de confort» del escenario para ocupar todo el teatro. Durante la primera hora de la gala el actor bajó a la platea, charló con actores (y con figurantes en una consecución de bromas que causaron furor en el público) y trató de aliviar los momentos más pesados entre un premio y otro con esfuerzo y algunos buenos chistes.

Pese a estar muy encorsetado por el guión, Neil Patrick Harris soltó algunos «puntazos» que, aunque lejos de la mordacidad de Ricky Gervais en los Globos de Oro, provocaron carcajadas entre los asistentes.

También tuvo algunos puntos más que discutibles: «No tendría pelotas a ponerme ese vestido», dijo instantes después de que la ganadora al corto documental recordara a los veteranos que se suicidan al volver a Estados Unidos.

Uno de los grandes momentos fue su parodia de «Birdman» (con cameo del joven protagonista de «Whiplash» a la batería). En albornoz, corriendo por el backstage hasta quedarse en calzoncillos y saltando de esa guisa al escenario tras reprochar a Miles Teller un «No es mi tempo» que ya es parte de la historia del cine. Risas por doquier en el primer gran momento de la noche. Una escena que a los españoles nos recuerda a cuando Dani Rovira perdió la ropa en la gala de los Goya 2015.

Diluido durante la ceremonia

Tras la primera hora, el actor perdió protagonismo y su presencia se limitó a presentar a los compañeros que iban a entregar los próximos premios sin más intervención. Un papel discreto hasta el punto que no salió al escenario tras el Oscar a mejor actor protagonista.

Tras esto, un breve momento con sus «predicciones». Después la nada. No volvió a saberse de él ni de su prometido espectáculo. Un bajón que contrasta con la fuerza con la que arrancó y que deja a Neil Patrick Harris en la lista de presentadores que pasaron sin pena ni gloria por la ceremonia de los Oscar 2015.

Comentarios