ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Amnesia en Hollywood: los grandes olvidados de los Oscar
Ridley Scott, el permanentemente olvidado por la Academia de Hollywood

Amnesia en Hollywood: los grandes olvidados de los Oscar

Steven Spielberg, Tom Hanks, Ridley Scott, Johnny Depp..., relegados en la gran fiesta

Día 29/02/2016 - 00.00h

A pocas horas de que comience la 88 edición de los Oscar, las grandes casas de apuestas hacen caja entre si ganará Sylvester Stallone o Mark Rylance en la categoría de mejor secundario, si Leonardo DiCaprio finalmente atrapará su elusiva estatuilla o si «El renacido» copará la mayoría de los premios. Mientras se deshojan esas margaritas, nosotros hemos querido hacer un pequeño homenaje a los olvidados en estos galardones. No están todos, pero, como dicen los actores, «el simple reconocimiento del público es suficiente premio» para ellos.

Cada año, sorprenden los académicos de Hollywood por sus exclusiones. El año pasado fue la directora de «Selma», Ava DuVernay, y dos años antes Ben Affleck por «Argo»; este año, el gran desprecio lo ha recibido Ridley Scott y «parece algo personal», como dijo George Miller, productor de «Marte». Resulta recurrente que la Academia se olvide de Scott cuando llega la temporada de premios. Nominado en el pasado por «Black Hawk derribado», «Down» (2001), «Gladiator» (2000) y «Thelma y Louise» (1991), fue ignorado por «Blade Runner» y «Alien» y de nuevo este año por «Marte» (aunque sí está nominado como mejor filme). Qué ironía que González Iñárritu vaya a por su segundo Oscar como realizador y Scott no haya conseguido todavía ninguno.

Otros directores desdeñados en estos Oscar son Steven Spielberg, que sí ha visto cómo su cinta «El puente de los espías» se cuela entre las ocho mejores, y Todd Haynes por «Carol», distinguida por las actrices del filme, Cate Blanchett y Rooney Mara, pero sin reconocimientos a mejor realización o cinta del año. Muchos son los nombres de actores que se han visto sacudidos por la amnesia de los académicos de Hollywood en estos premios. ¿Descuido o simple desconocimiento de la actualidad? Que «Sicario» no se encuentre entre las mejores es, cuando menos, sorprendente. Hace unos días, Emily Blunt, su protagonista, decía en una entrevista:«Me supo mal, porque si hay un filme que merece atención es ?Sicario?». No ver a Benicio del Toro entre los nominados indigna tanto como la falta de Idris Elba por «Beast of No Nation», Will Smith por «La verdad duele», Samuel L. Jackson por «Los odiosos ocho» o el mismísimo Tom Hanks por «El puente de los espías».

Para los amantes de «Mad Max: Furia en la Carretera», uno de los grandes títulos de los pasados doce meses, la omisión de sus protagonistas en las categorías de interpretación, Charlize Theron como mejor actriz y Tom Hardy como mejor actor, aunque haya conseguido la nominación como mejor secundario por «El renacido», es una auténtica injusticia. Otros actores que merecían reconocimiento son Oscar Isaac por «ExMachina», Michael B. Jordan o Tessa Thompson por «Creed», Jason Mitchell por «Straight Outta Compton» o incluso la protagonista de «Tangerine», Mya Taylor.

La maldición de las estrellas

¿Por qué Will Smith, Johnny Depp (olvidado también por «Black Mass») o el mismísimo Leonardo DiCaprio, (la Academia está en deuda con él) no tienen todavía su Oscar? Por la misma razón que Paul Newman o Al Pacino lo consiguieron tarde en sus carreras (Newman por «El color del dinero» en 1987 y Pacino por «Esencia de mujer» en 1993). Intérpretes con un cartel impresionante a quienes cuesta ser tomados en serio por los miembros de la Academia, que no perdonan su pasado como objetos de deseo. «No se trata de si es afroamericano o no. Para muchos, Will sigue siendo ?El Príncipe de Bel Air?, como Leonardo es el chico de ?Titanic?», asegura una directora de casting.

Para qué engañarnos: conseguir un Oscar no es fácil para nadie, sea blanco, afroamericano o latino. «Hay muchísimos actores negros. Al final, no puedes votar por un actor solo porque sea negro. No puedes decir:le voy a votar, no es muy bueno, pero es negro», declaró Michael Caine. El actor esgrimió que para ser nominado «debes hacer una buena interpretación», y comentó que le pareció «maravilloso» el papel del británico Idris Elba en «Beasts Of No Nation». Caine, dos veces oscarizado, recomendó en un mensaje a los actores que sean «pacientes» y recordó que a él le costó mucho ganar un Oscar. Este es el año de DiCaprio, un actor que lleva una década de escalada hacia el Oscar. «Las nominaciones son un reflejo de la Academia», reconoció Will Smith, defendiendo su causa. Nominado dos veces, Smith perdió en ambas ocasiones frente a otros actores negros: Denzel Washington, por «Training day», y Forest Whitaker, por «El último rey de Escocia».

Como admitió John Cusack en Berlín, no sin cierta sorna, durante la presentación de «Chi raq», dirigida por otro de los olvidados, Spike Lee: «En Hollywood hay enormes campañas entre los estudios luchando por conseguir un Oscar o una nominación. Antes, los artistas hacían películas y dedicaban una semana a los premios; ahora siento que durante dos meses se hacen películas y dedicamos diez meses a los premios».

Comentarios