ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Mad Max» le quita el Oscar al español Paco Delgado
El diseñador español en la gala de los Oscar

«Mad Max» le quita el Oscar al español Paco Delgado

El diseñador canario cuenta con dos nominaciones y ninguna estatuilla, a pesar del espectacular trabajo de transformación que hizo con el actor Eddie Redmayne en «La chica danesa»

Día 29/02/2016 - 17.18h

Con su segunda nominación, tras la obtenida por «Los miserables» en 2012, Paco Delgado llegaba a la gala de este año con la ilusión de llevarse su primer Oscar al Mejor vestuario por «La chica danesa», pero no lo ha conseguido. Se lo ha quitado la Jenny Beavan, con «Mad Max: Furia en la carretera».

[Lista completa de los ganadores de los Oscar 2016]

El canario aspiraba a convertirse en el tercer español de la historia en ganar el premio en esta categoría, después de Antonio Cánovas e Yvonne Blake, que lo compartieron en 1971 por «Nicolás y Alejandra». «Me encanta el vestuario de 'Mad Max' y 'El renacido', pero creo que Sandy Powell tiene más posibilidades con 'Cenicienta' o 'Carol'. Su trabajo es visualmente mucho más potente», erraba en sus predicciones con ABC el diseñador cuando se conocieron las nominaciones de los Oscar.

[Un oso entre el público y otras anécdotas de la gala]

A pesar de no haber ganado la estatuilla, Delgado cuenta en su vitrina ya con dos premios Goya y puede presumir de haber trabajado junto a diseñadores como Jean Paul Gaultier y haber sido responsable del vestuario de películas de directores como Pedro Almodóvar, Alejandro González Iñárritu (que esta noche se ha hecho con su segundo Oscar consecutivo al mejor director) o Álex de la Iglesia. «Yo no quería dedicarme a los vestuarios de cine, simplemente ocurrió. Puede que no suene emocionante, pero así fue», confesaba, antes de recordar: «Yo quería ser decorador de teatro y fue lo que empecé haciendo. Por casualidad me salieron algunos trabajos de ayudante de vestuario y empecé a ganar algo de dinero para subsistir. Poco a poco empecé a conocer la profesión y acabé amándola». Delgado también parecía sorprendido de que no habiendo querido dedicarse a ello haya acabado tan alto: «Pero me siento afortunado de que haya sido así, porque me he evitado las ansiedades que me habría provocado si hubiera sido mi deseo», justificaba.

[Estos son polémicos chistes de Chris Rock]

Este último reto, de nuevo con el director Tom Hooper («El discurso del rey») no fue precisamente fácil. El canario tenía que crear un vestuario de hombre y otro de mujer, de muy diferentes estilos, para un mismo protagonista: Eddie Redmayne. El actor interpreta a Lili Elbe, la primera persona en someterse, a principios del siglo XX, a una operación de cambio de sexo. «Tom Hooper no me dijo de qué iba el filme. Yo conocía la biografía del personaje, pero con las primeras páginas pensé que era solo una historia íntima sobre dos personajes pintando en su estudio. Luego descubrí el momento en el que Einar Wegener (nombre de Lili Elbe antes de convertirse en mujer) se pone las medias y experimenta un revulsivo interno, preguntándose: '¿Qué me está pasando?'», contaba Delgado.

[Leo DiCaprio, el actor que siempre dejaba que ganara su cerebro]

El diseñador confesó a ABC que lo que le pidió el director era que «el personaje de Eddie fuera una mujer real, no una caricatura». «Nos planteamos si debíamos cambiar su cuerpo para conseguir más pechos o caderas, pero decidimos que no. Nos pusimos en la piel de Lili, en una época en la que no había ni tratamientos hormonales ni las operaciones estaban tan avanzadas», subrayaba.

Para llevar a cabo esta transformación, aparte de leerse la autobiografía de Lili Elbe, «Man Into Woman» (Un hombre dentro de una mujer), Delgado fue a Copenhague «a ver cómo era la luz, la sensación climática, los interiores o las calles y los suelos». También acudió al Museo del Diseño, a la Librería Real a ver fotografías reales tanto de Lili como de Gerda y, además, recrearse en las pinturas reales de ambos. «El objetivo era ofrecer una historia digna, porque la película que estábamos haciendo sabíamos que no encajaba en los planteamientos morales de todo el mundo y mucha gente podía sentirse ofendida. Ese era el mayor miedo», contó.

[«Mad Max» le quita el Oscar al español Paco Delgado]

Jenny Beavan ha recogido el galardón con una chupa de cuero al estilo de la película de George Miller. Tras haber sido nominada en diez ocasiones, la diseñadora inglesa, responsble de otras cintas como «Una habitación con vistas» (1985), «Sentido y sensibilidad» (1995) y «El discurso del Rey» (2010), acaba de obtener su segundo Oscar, dejando con la miel en los labios, además de a Paco Delgado, Sandy Powell («Carol»), Sandy Powell («Cenicienta») y Jacqueline West («El renacido»).

Comentarios