ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
El Festival Internacional de Cine Erótico cierra con 15.000 visitantes

El Festival Internacional de Cine Erótico cierra con 15.000 visitantes

A pesar del lugar tan alejado donde se ha celebrado la XVI edición del Festival Internacional de Cine Erótico, un polígono industrial en la carretera de Humanes (Madrid), el festival cerró el pasado viernes con 15.000 visitantes y con la certeza de que volverá el próximo año, "porque Madrid es muy buena plaza para este negocio".

Día 30/06/2008 - 02.00h
 
Así lo asegura Max Cortés, portavoz del Festival Internacional de Cine Erótico (FICEB) y actor en más de 3.000 películas porno en 15 años de carrera. "Es una muy buena cifra", para ser el primer año que se lleva a cabo en Madrid". "Hubiera sido todo óptimo si hubiéramos tenido que cerrar las taquillas por aforo completo -aclara Cortés-, pero para eso es pronto, porque es la primera vez que se hace en Madrid. Estas cifras nos hacen verlo muy positivo". La primera vez que se hizo en Barcelona, hace 15 años, fueron 1.500 personas y el año pasado, 50.000. "Así es que -argumenta este portavoz- seguiremos en Madrid porque aquí se han instalado todas las empresas de nuevas tecnologías en cine para adultos, y es un buen escaparate".
 
Y es que por 25 euros en taquilla, todo el que ha querido acercarse, un poco lejos de Madrid, a este parque temático del sexo, desde el viernes y hasta la madrugada de hoy, ha podido observar y participar en todo tipo de espectáculos, con más de 150 actores y más de 60 empresas de todo el mundo. Talleres, exhibiciones, descargas de películas, rodajes, tiendas con los más adelantados objetos, vibradores impensables y todo tipo de juguetes para facilitar el sexo, en compañía o en soledad, piscinas con burbujas, camas aguardando peso, o expositores en las "Hard zone", con sexo explícito, han sido algunas de las propuestas de este evento. Un festival "lúdico", que se cerrará con el rodaje de la película X de Pepe Catman, "Prime Time", que ha contado con la participación del público, y con la incógnita, por despejar hasta mañana, de si Diana cumplirá la promesa de realizar 1.000 coitos en los tres días del festival, o si Lucía Martín, una acróbata internacional del sexo, dejará pasmados a los asistentes sacándose cien metros de bandera de la vagina. Un espectáculo que realiza Martín en veinte minutos y en un escenario espectacular, "cargado de belleza, aunque parezca otra cosa", explica Max Cortés.
 
Los organizadores, que ya están pensando en el próximo año, consideran que esta industria, una de las principales de Europa, a pesar de las bajadas ilegales en Internet "vive un buen momento y tiene mucho futuro". "Un futuro en el que la mujer será la gran protagonista, porque está revolucionando este mercado, que se presenta lleno de retos, y para ello miramos al formato digital, los teléfonos de tercera generación, las televisiones y las webcam", argumenta Cortés. Y es que, al parecer, las mujeres, que según los organizadores son las más exigentes, cada vez acuden más a consumir estos contenidos digitales. "Están transformando toda la red. Las estadísticas nos dicen que acuden más en horario laboral y nos están llevando a ofrecer más contenidos específicos", concluye este portavoz, que asegura que "todo cambia y el porno siempre está a la cabeza, esto ya no es sólo para hombres", advierte.

Comentarios