ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Carlos Saura:

Carlos Saura: "Hay directores que estamos muy contentos con nuestros pantalones"

El cineasta Carlos Saura ha sostenido que hay directores que están "muy contentos" con los pantalones que tienen, entre los que se ha incluido, y no les hace falta "bajárselos para ganarse el favor del público" o hacer películas muy comerciales que dan dinero.    

Día 24/10/2009 - 02.00h

Saura (Huesca, 1932) ha acudido a Valladolid para inaugurar la exposición "Otras Miradas de Carlos Saura", en la que se muestra el ángulo artístico menos conocido del realizador, intuido pero nunca mostrado en su integridad y casi siempre asociado a su labor cinematográfica.

 
El autor de películas como "La caza" (1965) y "Cría cuervos" (1975) ha asegurado que en ocasiones se ha sentido "decepcionado" por ver la buena acogida que han tenido sus películas en el extranjero, al contrario que en España. Ha recordado, en tono humorístico, un encuentro que tuvo en el madrileño paseo de la Castellana con un crítico, quien le dijo al respecto de "La caza": "Vaya mierda que has hecho".
 
A unos meses de cumplir los 78 años, el director aragonés ha confesado que todavía le interesan "muchas cosas" y tiene proyectos en mente y ganas de llevarlos a cabo. A pesar de su amplia trayectoria detrás de la cámara, ha afirmado que, aún hoy, "si al hacer una película no hay riesgo o no es una aventura" es incapaz de emocionarse con el proyecto, y ha defendido un modo de dirección en el que haya lugar para la improvisación. "En España, en los tiempos del franquismo, tenías que rodar casi a toma única porque no había dinero", ha recordado.
 
Como tiene "mucho tiempo libre", además de escribir y realizar películas, Saura cultiva su faceta de creador a través de la fotografía, el dibujo, la escritura, la ópera, el teatro y el flamenco, disciplina esta última de la que se declara "muy dedicado". "Cuando trabajo me busco cosas que no me den la sensación de que traiciono a la música que me gusta", ha indicado Saura, quien compagina la música clásica y el flamenco mientras se encuentra creando en su estudio.
 
Confiesa que le "fascinaba" su amigo Luis Buñuel porque fue capaz "de ampliar lo que había", y a esa figura une las del director italiano Federico Fellini y la del sueco Ingmar Bergman, pues "abrieron ventanas en diversas culturas".
 
Después de medio siglo de trayectoria cinematográfica, recuerda los inicios de su "pasión secreta y peligrosísima" por el séptimo arte, exactamente a los 8 años, cuando robaba dinero de la cartera a su padre para ir al cine. Aunque reconoce que los "homenajes le apabullan", asevera que con los años se ha vuelto "más desvergonzado", algo que aprendió del guionista Rafael Azcona (1926-2008), quien al principio era muy tímido con la prensa pero después se soltó. Además de la exposición, Saura cuenta en la Semana Internacional de Cine de Valladolid con un ciclo propio en el que se proyectarán cuatro cortometrajes, un mediometraje y 37 largometrajes.

Comentarios