ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Paco León llena de risas el Festival de Málaga con 'Carmina o revienta'
Los hermanos León, María y Paco, con su madre, Carmina, la protagonista absoluta de 'Carmina o revienta',

Paco León llena de risas el Festival de Málaga con 'Carmina o revienta'

La ópera prima de Paco León, Carmina o revienta, ha asaltado el Festival de Cine de Málaga. Es una película inclasificable que los críticos sesudos no sabrán donde colocar pero que ha conseguido que el patio de butacas estalle de carcajadas.

Día 24/04/2012 - 19.09h

Paco León, uno de los actores más populares de la televisión española, debuta en la dirección con Carmina o revienta, un documental ficcionado (o una ficción bien documentada), sobre su familia, y más específicamente sobre su madre, que ha sido recibida con carcajadas y aplausos del público.

A la presentación del filme, que compite en la sección oficial del XV Festival de Cine Español de Málaga, también han acudido la protagonista de la película, Carmina Barrios, y la hermana del debutante director, la actriz María León, «secundaria orgullosa de serlo», según ha dicho ella misma.

«Es un retrato de mi madre donde se juntan varias historias que yo tenía en la cabeza», ha dicho Paco León del filme. El resultado es una obra de 70 minutos que el público de Málaga ha acompañado con carcajadas casi sin resuello entre plano y plano porque Carmina, una actriz sin estudios de arte dramático ni más instrucción que hacer «lo que diga» su hijo, se come la pantalla cada vez que aparece.

Y está casi siempre en pantalla, entre cigarro y cigarro, sin pudor ante las escenas más escabrosas, («ningún pudor, pero ninguno, y miedo, tampoco"», asevera Carmina), y solo un poco afectada al verse en la gran pantalla: «Cuando me vi, me quería morir».

«Empecé el guión pensando en meter actores profesionales, pero enseguida me di cuenta de que sin ella, perdería fuerza», afirma León, que se confiesa acomplejado «después de tantos años de estudiar», al ver la naturalidad con la que actúa su familia, los extras de la película -la mayoría, convertidos en productores-, y, sobre todo, su madre.

La película, de género inclasificable, es una sucesión de monólogos de Carmina, aderezados por flashbacks que cuentan cómo la matriarca urde un plan para recuperar los 80 jamones que le han robado de su bar, mientras reflexiona ante la cámara y junto a la cabra Marifé sobre las cosas de la vida.

Porque Carmina es una «madre coraje» que recuerda a las mammas italianas, «y a las alemanas, y digo yo que las habrá también en Colombia, y en Filipinas», apunta León, mientras su hermana, que la cinta muestra como una choni de discoteca y pocos estudios, madre de una niña de cuatro años a los 22, afirma que en esa María hay mucho de sí misma.

Todo el guión está salpicado de guiños, exagerando el prototipo de las madres y esposas sacrificadas, capaces de cualquier cosa por su prole, que fuman y comen asaltadas por los nervios, comprensivas con un marido entregado al arte y al alcohol hasta pensar en matarle para que no sufra si ella falta algún día.

El director sitúa en el western sus referentes a la hora de hacer la película, «estéticamente, y la música y los duelos en el bar», más cerca de Bud Spencer que de los clásicos, si bien reconoce (después de vista) influencias de Quentin Tarantino o Pedro Almodóvar.

Paco León, que asegura que no contempla esta aventura como el inicio de una carrera -«yo soy actor y con esto me he ahorrado lo mío en terapia»-, confía en que su película, que aún no tiene fecha de estreno, se convierta en «una sorpresa».

Es, sin duda, una película diferente, y como dice su autor, «un refresco en el panorama fílmico español», aire fresco que se agradece, a pesar de que, como dice su madre, el rodaje haya descubierto que Paco es «muy pesado».

Comentarios

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»