ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cómo rodar una peli con 4 euros
El director Borja Cobeaga, responsable de películas como 'Pagafantas' o 'No controles'.

Cómo rodar una peli con 4 euros

La trilogía de El Hobbit, 620 millones de euros de presupuesto. Planet 51, 57 millones. Ágora, 50. El primer minuto de la décima temporada de C.S.I. Las Vegas, 350.000 euros. Hacer cine y series es caro, pero no tiene por qué ser prohibitivo. Borja Cobeaga y Álex Montoya, dos de los nombres más reconocidos del cine low cost en españa, saben cómo rodar una buena película por poco dinero. Ellos nos aportan las claves para conseguirlo.

Día 30/12/2012 - 01.00h

1. Lo primero, tener una buena idea

Eso es lo fundamental. Si salimos corriendo cámara en mano para grabar a nuestros amigos improvisando, nos saldrá un bonito vídeo doméstico, pero no una película. «Es importante tener algo que contar y aportar algo novedoso asegura Borja Cobeaga, el director de Pagafantas. Y es importante que el guión suene auténtico, así que lo mejor es escribir sobre lo que uno conoce». También hay que ser conscientes de que no vamos a conseguir 14 Oscar a la primera de cambio, pero no hay que desesperar: lo principal es lanzarse y no dejar colgado nuestro sueño por los primeros resultados. «Hay que ser ambicioso continúa Cobega. Si un chaval no dispone de presupuesto pero tiene una idea, lo principal es que la lleve a cabo, aunque cometa errores. Si la primera película queda cutre, la siguiente saldrá mejor. Lo que no debes hacer es quedarte en casa esperando a que te llamen y te ofrezcan rodar. Eso no pasa».

2. Sin dinero, aprovéchate - de la tecnología

Ya está. Hemos escrito un guión aceptable, pero le damos la vuelta al forro de los bolsillos y nos encontramos sólo con pelusa. No hay que desesperar. Palabra de Cobeaga: «Se puede rodar un cortometraje muy digno sin nada de dinero, porque la tecnología actual lo permite casi todo. Podemos grabarlo con un teléfono móvil, editarlo en un PC y nada más. Yo he hecho cortos sólo con un amigo y su cámara, y convenciendo a un par de actores. Le secunda otro director, Álex Montoya, autor del laureado corto Cómo conocí a tu padre, que anima a todos los directores noveles a explotar la tecnología: «Hoy en día se trabaja con software. Los equipos son más potentes y con un ordenador medio bien configurado, si tienes tiempo y buen gusto, puedes hacer lo que quieras».

3. Apúntate al terror 

Cuando no tienes ni un sestercio en la cartera no parece muy idea embarcarse en una película de romanos. El género histórico es muy malo para el bajo presupuesto, pero sí podemos decantarnos por la ciencia-ficción. Y no es una locura. El delirante corto El ataque de los robots de Nebulosa 5, del ilicitano Chema García, es un fantástico ejemplo de cine hecho con poco presupuesto, pero mucho talento. Fue al Festival de Sudance y se trajo una mención especial debajo del brazo. También funciona el terror y, por supuesto, el humor. «Cuando tienes poco dinero es bastante recurrente. Pones a dos personajes en una habitación o en una cama y puede surgir la comedia», dice Cobeaga. Palabra de maestro: en su curriculum figura la realización de hilarantes programas como Vaya semanita, de la ETB, o Agitación + IVA, la adaptación nacional para Telecinco, programas hechos con pocos medios pero con mucho ingenio.

4. Convence a una estrella

¿Mirando a tu elenco de actores te han entrado ganas de llorar? Quizá deberías plantearte contratar a un reparto más profesional. Es posible que a George Clooney o a Meryl Streep les venga un poco a desmano venir este fin de semana a rodar tu película, pero no resulta tan complicado encontrar a un puñado de actores que den un poco de juego. «Por cada director novel hay, por lo menos, diez actores deseando trabajar con él» sentencia Cobeaga. «Internet es una buena vía para contactar con ellos y cualquiera es perfectamente accesible, porque todos los actores españoles tienen un videobook colgado en la Red en el que puedes ver su trabajo y trabar contacto. Pero también podemos ver a un actor que nos gusta haciendo un papel en otro corto o en televisión, y que está deseando trabajar, y no es tan complicado contactar con él. El no ya lo tienes, así que ¿qué puedes perder?». Y Cobeaga sabe lo que dice, porque es el rey de la producciones baratas pero con mucho éxito, incluso internacional. Su corto Éramos pocos, por ejemplo, estuvo nominado al Oscar en 2007.

5. Preséntate a todos los festivales

Internet no es la salvación. Si nuestro corto campa a sus anchas por la Red, será un buen reclamo, pero sólo para nuestros cuatro amigos y para nuestra tía que ya ha aprendido a usar el PC de casa. Si tenemos algo de ambición, quizá el ciberespacio no es hábitat adecuado para que nuestra película engorde y se haga grande. «YouTube o Dalealplay son buenas plataformas dirigidas a los cortos que tienen una característica viral. Tú los ves y se lo cuentas a tus amigos. Pero no resultan el sitio ideal para dar a conocer tu película. Un festival de prestigio es un lugar focalizado donde va ese productor o ese actor que puede ver tu corto y prestarle atención», opina Álex Montoya. Él también sabe de lo que habla. Su corto Cómo conocí a tu padre ha ganado ya 24 premios y casi no tenía dinero para la producción.

6. La película, ante todas las cosas

O lo que es lo mismo: trabaja por amor al arte. A veces, ésta es la mejor filosofía, porque la ambición por conseguir los 15 minutos de gloria puede perjudicarnos. Así lo cree Cobeaga: «Hace años, todo el mundo quería hacer cortos y hasta el hijo de tu panadera los hacía. Ahora, la gente quiere hacer series en Internet para ver si les descubre una productora. Personalmente no me gusta que se hagan cortos con un fin ni porque pienses que ese es el camino más fácil para hacerte famoso o rico. Realizar un cortometraje debe ser, por sí mismo, un motivo de satisfacción. Y no importa si te lo compran o si lo eligen para ir a festivales. Lo importante es la vivencia», mantiene el director de No controles. Pero hay un consejo que todos los directores descacan por encima de los demás: diviértete. «Los cortos que más premios han ganado han sido con los que mejor me lo he pasado», tercia Álex Montoya.

Comentarios

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»