ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Las 10 joyas de Hayao Miyazaki, el 'Disney japonés'
Ilustración de Hayao Miyazaki rodeado de sus creaciones.

Las 10 joyas de Hayao Miyazaki, el 'Disney japonés'

A los 71 años, Hayao Miyazaki, el rey de la animación oriental, sigue en activo y se prepara para dirigir una nueva película. Aprovechando una fiesta tan infantil como son los Reyes, recordamos sus 10 obras cumbre.  

Día 05/01/2013 - 01.00h

1. Arrietty y el mundo de los diminutos

La veteranía al servicio de la juventud... y la infancia

En esta ocasión, Hayao Miyazaki cedió el testigo a un joven director, Hiromasa Yonebayashi, que debutó con él como animador en La princesa Mononoke. El maestro se reservó las labores de productor y guionista. Además, renunció a la temática más adulta de algunas de sus películas para adentrarse en un clásico de la literatura infantil. La historia nos acerca a una familia de diminutos, seres de diez centímetros de altura, que deben esconderse de los humanos para sobrevivir. Hasta que una de ellos, la joven Arrietty, es descubierta por un niño. La crítica occidental y oriental se rindió ante la película.

2. El castillo ambulante

Un prodigio visual

Miyazaki venía de ganar el Óscar a la mejor película de animación por El viaje de Chihiro y se le abrieron todas las puertas con este filme: estrenó en Venecia, lo distribuyó Disney y volvió a ser nominado a una estatuilla dorada. En esta ocasión no pudo ser, pero no por falta de calidad. La película era todo un espectáculo visual, con imágenes y secuencias prodigiosas, y llena de fantasía.

3. Ponyo en el acantilado

Su mayor éxito de público

Es su última película dirigida hasta el momento y la que se estrenó en un mayor número de salas de Estados Unidos en 2009. Llegó incluso a convertirse en la novena película más vista durante esa semana, y para el doblaje al inglés contaron con actores de la talla de Leslie Nielsen o Cate Blanchett. Y es que Miyazaki ya hacía mucho que había dejado de ser un nombre en clave entre frikis y gafapastas para alcanzar el reconocimiento que se merece, minoritario, si se quiere, al ser un realizador de animación y encima japonés, pero universal entre los cinéfilos. El argumento volvía a recurrir a la fantasía para hablarnos de una niña pez que quería escapar del mar y vivir entre los humanos, aunque su padre no le iba a poner las cosas fáciles....

4. Porco Rosso

Del manga al anime

La idea original era adaptar un manga (o sea, un cómic japonés) del propio Miyazaki y hacer un corto que se exhibiera en los vuelos de las aerolíneas japonesas. Pero como a veces ocurre, las cosas se van complicando y el estallido de la guerra en la antigua Yugoslavia hizo que el director adoptara un tono más sombrío y un mensaje pacifista. La idea de hacer una película sobre un piloto de combate que se convierte en cerdo durante la I Guerra Mundial y que se desarrollaba en los mismos escenarios en los que la gente se estaba matando en la vida real le parecía al siempre políticamente concienciado Miyazaki una frivolidad imperdonable. Se ha especulado con que iban a hacer una secuela ambientada en la Guerra Civil española.

5. Heidi

Sí, fue él

Mucho antes de que se convirtiera en un cineasta de culto, Miyazaki participó en las primeras muestras que llegaron del anime (animación japonesa) a España. O sea, las series infantiles de mediados de los 70, como la inefable Heidi.

6. Sherlock Holmes

Su trabajo como director para la tele

Otra de sus aportaciones a la televisión, pero esta vez como director. En la lista habría que incluir, además de esta adaptación del clásico de Conan Doyle, las series Lupin III y Conan, el niño del futuro.

7. La princesa Mononoke

El gran salto internacional

Mensaje ecologista y mitología japonesa. La mezcla arrasó en su país de origen y entre la crítica especializada. Para estrenarla en Estados Unidos, recurrieron a actores famosos como dobladores, entre ellos Billy Crudup, Gillian Anderson o Billy Bob Thornton. La cosa no terminó de funcionar, en parte porque Miyazaki se negó a hacer los cortes que le pedían y fue calificada como no recomendada para menores de 13 años. Las bases para el éxito posterior, sin embargo, ya estaban puestas.

8. El viaje de Chihiro

Con ella consiguió el Óscar

Una de las mejores cintas de animación de la historia. Las aventuras de la niña que se pierde con sus padres cuando toda la familia se está trasladando a otra ciudad se convirtió en la película más taquillera de las que se habían estrenado nunca en su país, desbancando en cuanto a recaudación a  la mismísima Titanic. Y no solo eso, se hizo con el Óscar a la mejor película de animación y el Oso de Oro en el Festival de Berlín. El viaje de Chihiro es el mayor hito en la carrera de su director y del anime en general, que nunca había tenido semejante repercusión.

9. Nausicaä del Valle del Viento

La primera de su estudio

En 1985, junto a su maestro Isao Takahata, crea los estudios Ghibli, con los que a partir de entonces hará todas sus películas. La primera, aunque había empezado a producirla antes, fue esta historia de ambiente apocalíptico.

10. Marco

Nadie nos ha hecho llorar tanto

Después de Heidi, el maestro se embarcó en esa otra serie que a algunos aún les pone los pelos de punta y un nudo en la garganta. Sí, nos referimos a las aventuras de ese niño que se iba con su mono Amelio de los Apeninos a los Andes en busca de su madre. Muchos de los fans actuales todavía no han podido perdonársela.

Comentarios

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mighty Boy»
«Mighty Boy»