ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Sundance: 30 años declarando la independencia
Steve Buscemi y Seymour Cassel en "In the Soup" (1992), perla de la edad dorada de Sundance

Sundance: 30 años declarando la independencia

El festival de cine creado por Robert Redford arranca mañana su trigésima edición, reivindicando su vocación de atalaya del cine de autor y bajo presupuesto alejado del imperio del Hollywood 3-D

Día 17/01/2013 - 10.21h

Allá por 1980, mientras rodaba Gente corriente (la ópera prima más importante de la historia del cine, según algunas mentes sentenciadoras), a Robert Redford se le apareció el fantasma de Jeremiah Johnson en un páramo nevado, y le susurró al oído el nombre de otro pionero del Oeste al que dio vida en sus años dorados: Sundance Kid. Tal «rosebud» iba a fraguar y convertirse en el negocio más rentable que el séptimo arte ha visto en los últimos decenios: el Festival de Cine Independiente de Sundance, cuna y pebetero de algunos de los titanes más condecorados de Hollywood (off y on).

Sangre fácil, de los Coen, uno de los primerísimos éxitos del festival

Bajo la nieve de justicia de Utah, el compañero de correrías de Paul Newman levantó su tenderete, primero como laboratorio-granja escuela de jóvenes presumiblemente prodigiosos, y en 1984 como Festival hecho y derecho. Corrían años complicados para el cine, con la doble amenaza de videojuegos y videclubs, por lo que el vivero de nuevos talentos con espíritu ahorrador (el crack de La puerta del cielo aún sangraba) era casi un imperativo categórico. Pero, gracias al apoyo de las fuerzas vivas de Salt Lake City, y del antiguo Utah/USA Film Festival, Sundance marcó su territorio con firmeza, catapultado por el buen hacer de Sterling Van Wagenen (cabeza visible del Sundance Institute) en sus primeras ediciones. Si a esto le añadimos el glamour solar de Redford, y cierta nostalgia y encanto rural y esquiador (idea de Sydney Pollack) del entorno, el éxito estaba asegurado.

Extraños en el paraíso, puro Jarmusch, puro arte en blanco y negro

Aunque, evidentemente, el factor determinante fue la música del azar que llevó a los hermanos Coen, Jim Jarmusch o Steven Soderbergh a estrenar sus primeros filmes en ese marco remoto pero incomparable. Así, el Festival de Sundance se convirtió en parada y fonda obligatoria para todo cineasta llamado a ser el nuevo John Cassavetes, en un momento en el que el término «cine independiente» aún tenía cierto sentido (léase, antes del tsunami Harvey Wenstein). Películas tan inolvidables como Sangre fácil, Extraños en el paraíso, Sexo, mentiras y cintas de vídeo, In the Soup, Ruby en el paraíso, El Mariachi, Clerks o Fresh coparon las vitrinas de la primera década de vida de Sundance.

Clerks, de Kevin Smith: los felices años 90

Las siguientes ediciones también empezaron fuerte: por ejemplo, en el 95 Tom DiCillo se estrenaba con la metacinefilia mentolada de Vivir rodando, Edward Burns sacaba músculo urbano con Los hermanos McMullen, y el jurado se permitía el lujo de darle una flor natural por su «genuina visión independiente» a... Nicolas Cage. Qué tiempos, ¿eh? Los años pasaban, las modas también, pero Sundance defendía su fortín con las armas de siempre: cine etiqueta negra, sin conservantes ni colorantes, como una sofisticada Liga de Desarrollo de Hollywood.

Robert Rodríguez y El Mariachi: óptima relación calidad/precio, la máxima del festival

Por ahí pasó un bisoño Darren Aronofsky con su sudoku Pi (1998) bajo el brazo, Christopher Nolan con su crucigrama sin autodefinir Memento (2000)... y películas, muchas películas del calibre de Super Size Me (la cantera documental de Sundance es impresionante), Maria, llena eres de gracia, Little Miss Sunshine, Napoleon Dynamite, Precious, Winter's Bone, Animal Kingdom o, en la pasada edición,  Bestias del sur salvaje, la invitada indie en el próximo guateque de los Oscar. Aparte, Los Simpson y South Park convirtieron a Sundance en parte del acervo (contra)cultural americano para consumo familiar. De los montes mormones al cielo...

Bestias del sur salvaje: el último fichaje de la cantera Sundance para los Oscar

¿Y esta edición? Pues bastante bien, gracias, con 120 largos procedentes de más de 30 países, y con estrenos tan esperados como jOBS, Big Sur o Lovelace. Redford puede respirar tranquilo: su criatura está más hermosa y cebada que nunca y, en fin, John Cassavetes solo hubo uno.

Y SUNDANCE CHANNEL SE VISTE DE GALA

Sundance Channel celebrará el Festival de Cine de Sundance 2013 con una cuidada selección de 10 películas desde este viernes al domingo 27 de enero. El especial de programación 10 Días de Sundance emitirá los títulos favoritos del festival desde Park City, Utah, cada noche a las 22:00 h. Los títulos que se emitirán durante el especial 10 Días de Sundance son los siguientes:

Viernes, 18 de enero: Goats, de Christopher Neil

A sus quince años, Ellie se siente preparado para abandonar su lujosa casa al pie de las montañas de Tucson, Arizona, para comenzar su primer año de instituto en Gates, en la Costa Este. A pesar de sentirse eufórico por la idea de comenzar una nueva vida fuera de casa, el cambio significa también dejar atrás a Wendy, su novia, junto a su anciana madre y al único modelo de padre que ha conocido, un pastor de cabras que cultiva marihuana y vive en el jardín de su madre, apodado como el Hombre Cabra.

Sábado, 19 de enero: Bones Brigade: An Autobiography, de Stacy Peralta

La Brigada Bones es una brillante banda de adolescentes marginados. Este documental narra la historia de cómo construyeron su imperio alrededor de todo el mundo y llegaron a convertirse en el grupo de skaters profesionales más popular de la historia.

Domingo, 20 de enero: The End of Love, de Mark Webber

Cuando la madre de su hijo de dos años fallece repentinamente, Mark, un principiante actor, (interpretado por Mark Webber, también escritor y director del film), se fuerza a enfrentar sus defectos. Con su destino y su hijo entrelazados, lucha cuerpo a cuerpo con su capacidad para crecer, debatiéndose entre la vida que ha tenido hasta ahora y la que le espera en el futuro. Tras conocer a una joven madre (Shannyn Sossamon), Mark no tarda en luchar para cambiar su suerte.

Lunes, 21 de enero: Payback, de Jennifer Baichwal

Basado en el bestseller de Margaret Atwood, el documental Payback muestra una fascinante mirada hacia las deudas y cómo estas influyen en el ámbito de las relaciones afectivas y de la sociedad, definiendo modelos de gobierno y el destino del planeta.

Martes, 22 de enero: Cathechism Cateclysm, de Todd Rohal

El padre William Smoortser lanza su biblia al retrete antes de embarcarse en un trepidante viaje en canoa, el cual irá directo hacia las puertas del infierno. Reparto: Steve Little, Robert Longstreet, Walter Dalton

Miércoles, 23 de enero: I Am Not A Hipster, de Destin Daniel Cretton

Un joven cantante y compositor propietario de un conocido local muestra su apática vida diaria. Cuando su padre y sus tres hermanas se reúnen para esparcir las cenizas de su madre, recuerda la parte de su vida que dejó atrás en Ohio y se esfuerza por recuperar la vida que siempre soñó alcanzar.

Jueves, 24 de enero: Prairie Love, de Dusty Bias

Desde las llanuras congeladas de Dacota del Norte se narra la maravillosa y estrambótica historia de tres personas que buscan el amor tratando de autodescubrirse de la manera más complicada. Reparto: Jeremy Clark, Holly Lynn Ellis, Garth Blomberg

Viernes, 25 de enero: Children of Invention, de Tze Chun

Dos chiquillos que viven a las afueras de Boston son abandonados tras la repentina desaparición de su madre, envuelta en una desconcertante conspiración. La película muestra la increíble interpretación de los dos jovencísimos actores protagonistas de la trama.

Sábado, 26 de enero: Don't Let Me Drown, de Cruz Angeles

Tras los acontecimiento del 11-S donde el mundo entero se rige por el miedo y el odio, dos adolescentes latinos descubren que a veces lo único que puede impedirles hundirse es el amor.

Domingo, 27 de enero: Here, de Braden King

La primera película americana producida en Armenia, Here, narra la crónica de una relación romántica, breve pero intensa entre un ingeniero americano de mapas satelitales y una fotógrafa expatriada de Armenia, quienes impulsivamente deciden viajar juntos hacia territorio inexplorado.

Comentarios