ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Manoel de Oliveira, 104 años y en forma
Oliveira, en una imagen reciente

Manoel de Oliveira, 104 años y en forma

El director portugués se recupera de una gripe, por la que ingresó en un hospital de Oporto el pasado viernes. En un par de días estará listo para volver a concentrarse en sus nuevos proyectos cinematográficos

Día 22/01/2013 - 11.59h

Aunque hace poco volvieron a saltar las alarmas sobre el estado de salud del decano de los cineastas en activo por una gripe, según ha confesado su hija Adelaide María, el portugués Manoel de Oliveira, de 104 años, "evoluciona muy bien" de tal dolencia, que le llevó a ingresar el pasado viernes en un hospital de Oporto. Es más, espera volver a casa en "dos o tres días". La menor de los hijos de Oliveira indicó que el internamiento del realizador fue una medida preventiva para evitar que la dolencia se convirtiera en una neumonía. Oliveira, no obstante, se encuentra con mucho ánimo y "desea" volver a su casa lo más pronto posible.

Hay que recordar que el director de El convento también estuvo ingresado durante las pasadas navidades a causa de una infección bacteriana. Pero ni una cosa ni otra parecen apartarle de su gran pasión: el cine. De hecho, es el único cineasta que arrancó su carrera en los años del cine mudo (con el corto Douro, faina fluvial, de 1931), y actualmente tiene varios proyectos en cartera, como la adaptación del cuento del brasileño Machado de Assis, La iglesia del diablo, y O velho do Restelo, a partir de textos de Miguel de Cervantes y de los lusos Luis de Camões y Teixeira de Pascoaes.

Oliveira, cuyo último filme estrenado en España es El extraño caso de Angélica, con Pilar López de Ayala, y que el año pasado  presentó Gebo et l'ombre, basada en el texto de Raul Brandão y protagonizada por Michael Lonsdale, Claudia Cardinale y Jeanne Moreau, para celebrar la elección de esta localidad como Capital Europea de la Cultura durante 2012, atesora filmes tan notables como Palabra y utopía (2000), La carta (Premio Especial del Jurado en Cannes 1999), Party (1996), El valle de Abraham (1993), o El zapato de raso, León de Oro en el Festival de Venecia 1985. Como ha declarado en alguna ocasión, "si paro de rodar, me muero. El cine es mi energía vital".

Comentarios