ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Hay que ser muy bueno para ser el malo en Hollywood
Eduardo Noriega en una escema de El último desafío

Hay que ser muy bueno para ser el malo en Hollywood

Con motivo del próximo estreno de El último desafío, película de acción trepidante protagonizada de nuevo por Arnold Schwarzenegger y que se estrena este fin de semana en España, repasamos nuestros actores patrios malos-malísimos que han cruzado el charco para arrebatarles los mejores planos a las estrellas más reconocidas de Hollywood.

Día 02/02/2013 - 11.00h

Empezamos el repaso por el último actor en atreverse a plantarle cara al mismísimo Arnold SchwarzeneggerEduardo Noriega. Schwarzenegger, que no hacía un papel protagonista desde Terminator en 2003, es en El último desafío un sheriff que no quiere problemas y Eduardo Noriega que es un traficante de drogas colombiano, está más que dispuesto a creárselos en su vertiginosa huida del FBI.

Eduardo Noriega es Gabriel Cortés, jefe de un cártel de la droga que tiene que ser trasladado a una prisión de máxima seguridad, pero los hombres del cártel intervienen en su traslado, momento en el que comienza la auténtica acción y Schwarzenegger empieza a repartir leña.

Pero vayámonos hasta 1971 cuando Fernando Rey se pone bajo las órdenes del director William Friedkin para interpretar a un traficante de drogas francés en la película The French Connection. Comparte cartel con Gene Hackman y Roy Scheider que interpretan a sendos policías de narcóticos que tratan de interceptar un cargamento de heroína procedente de Marsella. Fernando Rey bordó hasta tal punto su papel que a partir de esta película no fueron pocos los que pensaron que el actor procedía de Francia y no de España.

Fernando Rey

Fernando Rey puso el listón muy alto pero en la historia más reciente de nuestro cine encontramos otros grandes actores más malos que la quina y Jordi Mollá es uno de ellos. Se estrenó como contrabandista en la película Blow 2001, en la que interpreta a un personaje totalmente inspirado en Carlos Lehder, cofundador del cártel de Medellín. Pero no se quedó ahí y en 2003 se animó a participar en Bad Boys II, secuela de la película Bad Boys, dirigida por Michael Bay. En esta ocasión interpreta al neurótico contrabandista Johnny Tapia quien hace el suministro de drogas a la ciudad de Miami. En 2010 participa en Noche y Día, protagonizada por Tom Cruise y Cameron Díaz, en una comedia de acción en la que Jordi Mollá interpreta a un contrabandista latino, aunque esta vez, de armas. El último proyecto de Jordi Mollá es poner la voz a Menéndez, el malo malísimo del famoso videojuego de Call of Duty: Black Ops 2.

Jordi Molla

Pero no es ni con mucho el único actor español que saca su lado más oscuro en el cine con mayúsculas. Antonio Banderas no hizo de traficante ni de drogas ni de armas, donde los españoles se encuentran muy a gusto, sino de otro tipo de malvados... Antoniochupaba la sangre como nadie cuando en 1995 rodó Entrevista con el Vampiro, película mítica en la que compartió set con estrellas de la talla de Tom Cruise y Brad Pitt.

Antonio Banderas

Otro conocido actor español que ha triunfado en Estados Unidos ha sido Javier Bardem tras su éxito en No es País para Viejos, novela llevada a la gran pantalla por los hermanos Coen, que casualmente vuelve a estar ambientada en la frontera entre México y EE.UU en los años 80. Esta gran obra ha sidomuy premiada con Globos de Oro, Premios Óscar y Premios BAFTA.

Javier Bardem

Entre ellos el Óscar al Mejor Actor para Javier Bardem y el Óscar al Mejor Guión adaptado para los hermanos Coen. Y cómo olvidarnos de su interpretación en la última película de Bond, Skyfall, con su pelo teñido de rubio y de una maldad escalofriante. 

Javier Bardem

Los actores españoles son una gran baza a la hora de representar personajes malos malísimos en Hollywood.

Comentarios

Cortos más vistos FIBABC 2014
«Project Shell»
«Project Shell»