ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Stallone también pierde puntería en taquilla
El actor, en una escena de "Una bala en la cabeza"

Stallone también pierde puntería en taquilla

Después de que Schwarzenegger pinchara en hueso con El último desafío, esta semana le ha tocado el turno a su colega Stallone con Una bala en la cabeza. ¿Malos tiempos para los viejos héroes de acción

Día 05/02/2013 - 10.43h

A pesar de que el éxito de la saga Los mercenarios parecía augurar una jubilación dorada para los viejos héroes de acción de los 80, los últimos estrenos de Schwarzenagger y Stallone les han bajado a la cruda realidad demostrando que no todo el monte es orégano. Si la semana pasada conocíamos detalles del pinchazo taquillero en Estados Unidos de El último desafío (puesto décimo y poco más de 6 millones de dólares en caja), acaban de llegar los datos provisionales de su estreno el pasado viernes en España, que tampoco ha sido para tirar cohetes, ya que ha alcanzado únicamente el sexto puesto en taquilla. Parecida suerte ha corrido su colega Sylvester Stallone, que también se ha estrellado con su nueva propuesta, Una bala en la cabeza, dirigida por el especialista de cine de acción Walter Hill, apenas sumó 4,5 millones de dólares el pasado fin de semana en las 2.404 salas donde se exhibió, relegando el filme al sexto puesto en la taquilla estadounidense.

La taquilla no ha recibido a Schwarzenegger con los brazos abiertos en El último desafío

Algunos apuntan a que la celebración del Super Bowl pudo afectar a este resultado, pero precisamente Warner Bros. colocó esa fecha de estreno tratando de atraer a las mujeres a las salas, debido a la presencia en el reparto de nombres como Jason Momoa o Sung Kang. Una estrategia cuanto menos arriesgada y discutible, pues el argumento del filme no se antoja muy femenino que digamos (un asesino a sueldo se compincha con un policía para liquidar a otros asesinos). Quizá se fiaron de que, durante el fin de semana del Super Bowl de 2008, Venganza, la cinta de acción protagonizada por Liam Neeson, registró 25 millones de dólares. Pero eran otros tiempos. A tenor de estas cifras, queda preguntarse si Schwarzenegger y Stallone, de 65 y 66 años, respectivamente, pueden llevar aún el peso de una película por sí solos. "No sé si el problema es la edad", ha comentado Paul Dergarabedian, analista del portal especializado Hollywood.com, quien explicó que otros estrenos de acción estrenados este mes, como Gangster Squad (Brigada de élite) -con Josh Brolin- o Parker -con Jason Statham-, han rendido por debajo de las estimaciones previstas. "La clave es que sea una película apropiada. Se trata de que el proyecto levante expectativas. En esta época el atractivo de las grandes estrellas ya no es suficiente para hacer que la gente vaya al cine. Necesitas una historia potente y una fuerte campaña publicitaria", afirmó Dergarabedian. "Si Stallone vuelve con otra cinta de Los mercenarios y Scharzenegger hace lo mismo con Terminator -proyectos ya confirmados, por cierto-, te garantizo que serán grandes éxitos. No han dicho su última palabra", agregó.

Bruce Willis, que estrena en breve La jungla de cristal 5, ¿próximo "action hero" en morder el polvo

Una nueva prueba de que las franquicias son un seguro a todo riesgo llegará con el próximo estreno de La jungla: Un buen día para morir, quinta entrega de la célebre saga protagonizada por Bruce Willis, de 57 años, el otro vértice de la vieja guardia de Hollywood. "Creo que funcionará muy bien por el concepto de la saga y por la marca tan poderosa que es La jungla de cristal. Será la película que rompa la maldición de estos últimos estrenos de acción sin éxito", vaticinó Dergarabedian. Y qué duda cabe. Los dos viejos rockeros volverán al campo de batalla. Para septiembre cabalgarán juntos de nuevo en La tumba y, a la vuelta de la esquina, a Stallone le espera la cinta de boxeo Grudge Match, con el también veterano Robert De Niro. Por su parte, Schwarzenegger también tiene una agenda apretada, y no descarta resucitar a sus viejos héroes, como Conan o el mentado Terminator. Aún tienen cuerda para rato...

Comentarios