ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Un cerdo en Gaza» (???): Alá da jamón al que no tiene dientes
Una escena de la película

Crítica de «Un cerdo en Gaza» (???): Alá da jamón al que no tiene dientes

Sylvain Estibal ganó un premio César a la mejor ópera prima por esta historia tragicómica. Un humilde pescador palestino encuentra un día en sus redes al animal del título.

Día 08/11/2013 - 01.00h

Sabido es que Gaza está en la peor zona del planeta para vender jamón serrano, por lo que el hombre de Un cerdo en Gaza dedicará tres cuartos de la película a esconderlo y, al mismo tiempo, intentar sacarle algún rendimiento, tal es su necesidad, espoleada por las exigencias de su mujer. Sabido es que Dios da pan al que no tiene dientes, de la misma manera que Alá (Yavé no es mejor) regala productos ibéricos con idénticas intenciones. Jafar, en resumen, tiene un problema mucho más grave que el bloqueo israelí y el control islamista que sufre en el patio de su casa, algo que la cinta comenta como de pasada, sin acritud y con un encomiable sentido del humor.

La película corre el riesgo de estirar demasiado el mismo chiste, pero encuentra en Sasson Gabai a un cómico superlativo, un Louis de Funes mejorado y en realidad iraquí (aunque con pasaporte israelí) que da un recital mímico. De los casi cien minutos que dura la película, apenas se ausenta diez.

El sentido de la autocrítica que demuestran el cineasta y su protagonista alejará tentaciones de lapidarlos por sus incorrecciones políticas. Por si fuera poco, la estructura de la película es tan débil como la casa del primer cerdito (el del cuento, no el de Gaza), pero las virtudes del modestísimo filme son tan sólidas e inusuales que es imposible no sentir cariño por él. Y por el cerdo.

Calificación: ★★★

Comentarios