ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «Diamantes negros» (???): El nuevo tráfico de esclavos
Una escena de la película

Crítica de «Diamantes negros» (???): El nuevo tráfico de esclavos

Los negocios del fútbol requerirían una serie completa, de varias temporadas, y no solo una película. Miguel Alcantud dedica su «capítulo» a la pesca sin control que llevan a cabo los ojeadores profesionales europeos en los caladeros africanos, donde compran futuros galácticos como quien va a la lonja.

Día 29/11/2013 - 01.00h

Guillermo Toledo, Carlos Bardemy Carlo D'Ursi, uno de los productores, ponen cara a los malos: agentes sin escrúpulos que captan en Mali a dos estrellas en ciernes, a quienes sacan del país por rutas ilegales para disimular un poco este tráfico consentido de esclavos, solo comparable al de las redes de prostitución o diamantes, también denunciadas por el cine sin excesivo éxito.

La película va al grano, denuncia sin sutilezas ni tiki-takas y se lanza al ataque desde el pitido inicial. Desde el punto de vista dramático flaquea un poco. Es difícil evitar el maniqueísmo ante determinados personajes, pero el intento de humanizarlos o de disfrazar al menos sus intenciones con sutilezas le habría dado otra profundidad a la cinta. Tiene Alcantud tantas cosas que contar que las suelta a borbotones. Es difícil no mirar después con un poquito de aversión la industria del balón. Como instrumento, es de lo más efectiva y Diamantes negros, aplaudidísima en festivales, ha movilizado ya a decenas de miles de firmas contra el tráfico de menores en el fútbol. Ya veremos si eso se concreta en algo. De momento, ha servido para dar el imprescindible primer paso.

Calificación: ★★★

Comentarios