ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Guadalquivir: el paraíso andaluz suena a Estrella Morente
Un zorro robaescenas se convierte en protagonista de la película

Guadalquivir: el paraíso andaluz suena a Estrella Morente

Un documental, narrado por la cantaora, sigue el cauce del río para mostrar los secretos de una región única

Día 12/12/2013 - 15.17h

De Cazorla a Doñana pasando por Sierra Morena. Un paraíso de la naturaleza conectado por un río, objeto de un minucioso documental, Guadalquivir, fruto de dos años y medio de trabajo. Con un extra: la narración corre a cargo de Estrella Morente.

"Para mí ha sido una de las experiencias más importantes, más hermosas, profesional y personalmente. Me ha enseñado a hablar, a vocalizar bien, a entonar, a darle sentido a lo que uno dice", explica la cantaora. El director del filme, Joaquín Gutiérrez Acha, se deshace en elogios: "Teníamos que conseguir la voz de Andalucía. Y esa es Estrella, sin duda. Es un plus para este trabajo. Guadalquivir no sería la misma película sin ella".

Cuenta este hombre-orquesta, que además de dirigir ha filmado el documental, que al principio insistían mucho a Morente para que narrara con un castellano perfecto, con una vocalización impecable. "Entonces se encendió la luz. Dijimos: 'Estrella tiene que ser Estrella'. En el momento que fue ella, fue increíble", describe.

La cantaora asegura que se dejó guiar, que escuchó y aprendió, "como me enseñó mi padre", y que involucrarse en el proyecto ha sido "crucial" para ella, "como ir a la Universidad". "Pedí hacer la narración con imagen y me hicieron ese regalazo. Era emocionante, impactante, estar a oscuras", relata. "A veces se quedaba viendo la imagen y no hablaba, se quedaba embobada", desvela Gutiérrez Acha entre las risas de ambos.

El hilo conductor del documental es el río que le da título, el Guadalquivir, pero un actor no profesional acaba robando buena parte de las escenas: un zorro que viaja a lo largo de todo el cauce, desde el nacimiento hasta la desembocadura. Un recurso para colarse en las vidas de otros habitantes de lo que el director define como "un punto caliente en términos de fauna". "Tiene una biodiversidad extraordinaria, con especies que sólo viven ahí", explica.

Un paraíso que muchos descubrirán, por primera vez, gracias a las imágenes de Guadalquivir. " La gente sale al campo y no ve nada. Ver animales salvajes haciendo cosas, viviendo en su mundo, su vida privada, es muy complicado", admite Gutiérrez Acha, quien aboga por hacer pedagogía, abrir los ojos de la gente. "Están muy bien los osos polares, los elefantes, las cebras, pero aquí al lado tenemos una riqueza natural impresionante. No lo valoramos porque no lo conocemos", afirma.

Morente le secunda: "Estamos de enhorabuena, por que alguien como Joaquín se dé cuenta de estas cosas, las rescate, las grabe y lo traiga a nuestra casa". La artista, que ya colaboró en otra película, Volver, sigue ampliando su experiencia en cine. En el corto Caen piedras del cielo, de Rafatal, debuta como actriz. Se proyectará en el Festival de Málaga.

Comentarios