ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
El asalto al tren de Glasgow, un clásico del cine
Fotograma de «The Great Train Robbery», que la BBC estrena hoy

El asalto al tren de Glasgow, un clásico del cine

El cerebro del asalto, Ronnie Biggs, fallecido hoy, inspiró un buen número de películas sobre el llamado «robo del siglo». La última se estrena este mismo miércoles en la BBC

Día 18/12/2013 - 13.58h

El 8 de agosto de 1963, una banda de 17 delincuentes se llevó 2,6 millones de libras (equivalente a unos 47 millones de euros de hoy) del tren que circulaba hacia Glasgow, a la altura?del condado de Buckinghamshire (al norte de Londres), después de manipular las señales de las vías para forzar la detención de los vagones.

Ronnie Biggs fue el cerebro de ese atraco, conocido como?«el robo del siglo». Hubo una víctima, el conductor del tren, Jack Mills, que quedó herido después de sufrir un golpe.?En unas famosas declaraciones que hizo en 2000 a la BBC, Biggs admitió que lamentaba "profundamente" las heridas causadas al conductor, quien no pudo volver a trabajar y murió en 1970, pero que jamás se arrepintió de haber tomado parte en el atraco, informa Efe [lee aquí la historia completa del atraco].

Biggs se convirtió en una celebridad después de que fuera arrestado, condenado a 30 años de cárcel y luego huyera de Wandsworth (Londres) gracias a una escalera que él mismo montó con cuerdas. Huyó a París -donde transformó su cara con cirugía estética-, luego viajó hasta Australia con documentación falsa y después a Brasil, donde vivió más de 25 años hasta que en 2001 volvió a Reino Unido porque se sentía enfermo, quería tomarse una "pinta" de cerveza en un "pub" y su deseo era morir en Inglaterra.

Una vida tan alocada era perfecta para llevarla al cine. El personaje de Ronnie Biggs ha aparecido en varias películas y ha inspirado a algunos personajes de ficción desde 1963. Aunque el género de "atracos al tren" es un clásico del celuloide -incluso en el cine mudo- hay un antes y un después de 1963.

La adaptación de la historia más fidedigna es Buster (el gran robo), de 1988, protagonizada por Phil Collins. El director David Green se basó en la historia de Buster Edwards, uno de los asaltantes, y el propio delincuente asesoró en la realización de la película, que obtuvo una nominación al Oscar a mejor canción original.

La primera versión cinematográfica llegó en 1967 con El gran robo, de Peter Yates. La cinta utiliza nombres ficticios y cambia algunos de los aspectos del asalto -también el final- pero se basa completamente en el robo más grande en la historia de Reino Unido hasta esa fecha. El resultado llamó la atención del actor Steve McQueen, que contrató al director para su siguiente película, Bullit, sobre un policía de San Francisco.

Pero el personaje de Biggs se puede seguir con meridiana claridad en Mrs. Biggs, el docudrama británico dividido en cinco episodios que narra la vida de Charmian Powell, la que acabaría siendo pareja de uno de los ladrones más famosos de Inglaterra. La serie, emitida en 2012, narra los años previos al atraco y las vivencias posteriores de ambos, incluyendo su estancia en Río de Janeiro.

La última de las adaptaciones de este histórico robo se estrena hoy mismo, 18 de diciembre, en la BBC, que había preparado una tv-movie coincidiendo con el año del 50 aniversario del atraco: The Great Train Robbery. Protagonizada por Luke Evans (que estos días está en los cines con la segunda parte de El Hobbit), la película, dividida en dos capítulos, se centra en la figura de otro de los atracadores, Bruce Reynolds.

Comentarios