ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Crítica de «The Grandmaster» (???): Épica intimista
Una imagen de la película

Crítica de «The Grandmaster» (???): Épica intimista

Los fans acérrimos de Wong Kar Wai teníamos motivos de preocupación al saber que llevaba unos cuantos años (demasiados) preparando una magna producción de artes marciales

Día 10/01/2014 - 01.00h

No era quizás el género en el que queríamos verle perderse... otra vez: su título anterior más problemático y de rodaje más conflictivo («Las cenizas del tiempo») no era, pese a su belleza, un buen augurio. Y otros colegas suyos chinos que se han dejado tentar por este agradecido «folklore» propio, como Ang Lee o Zhang Yimou, nos siguen gustando más «sin fu» que «kung fu».

En el caso de Wong Kar Wai, los malos augurios se cumplen sólo a medias: lo mejor que puede decirse de las escenas de pelea no es que sean espectaculares, que lo son, o fruto de una cuidada documentación, que también lo son, o que resulten verosímiles (aquí no vuela nadie a cámara lenta), sino que son pocas y que no cansan ni siquiera a los que nos aburrimos enseguida con estas pirotecnias marciales.

Me dirán entonces que no es para mí The Grandmaster, esta película que se vende con el un poco absurdo slogan de «Descubre la leyenda del maestro de Bruce Lee», confundiendo al tipo de espectador que puede disfrutar con la propuesta. Pero ese es el quid de la cuestión: los fans de Bruce o Jackie Chan encontrarán las escenas de combate demasiado estilizadas en el sentido de «abstractas» y demasiado centradas en insertar planos detalle de rostros y gestos (parece una ilustración de manual de una toma de postura del «autor» frente a las convenciones genéricas). Mientras que a lo mejor se aburrirán con la marca de la casa Wong, las escenas «intimistas» rebosantes de la melancólica belleza de un bolero oriental, que son las que gustarán a los que amamos «Días salvajes» o «Chung King Express»: no hay más que ver el climax final que se juega sólo sobre el rostro de Zhang Ziyi abriendo su desolado corazón, para sentir que toda la épica anterior ha valido la pena.

Calificación: ★

Comentarios