ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Crítica de «Oldboy» (**): Un solemne y correcto homenaje

Tiene su mismo sello gore, es cruento y maldito y en ocasiones da sombrerazos corteses al cómic, pero está claro que funcionará mejor para quien no haya visto el trabajo de Park

Día 24/01/2014 - 02.49h

Cuenta la leyenda -solo urbana, tampoco nos pasemos- que cuando Spike Lee, tan solemne él, fue a decirle (o pedirle permiso) a Park Chan-wook que iba a hacer un remake de su Oldboy, el oriental le contestó algo así como «Haz lo que debas», pero no se sabe si fue un «Haz lo que debas que me da igual porque nada bueno se puede esperar de un fanático de los New York Knicks, equipo loser (perdedor) nato» o «Haz lo que debas y que tengas suerte. Ve con mis bendiciones». El caso es que Lee, que es más retorcido que un sacacorchos, se vio con mano libre para adaptar un filme que en sí mismo es un laberinto cruel, sangriento y sombrío.

Hay algo en el alma de Lee que se ha oscurecido en los últimos años (debe ser de ver como los Knicks se gastan un pastón en mediocridades sin fin) y se nota en su creación. Este «Oldboy» es un correcto homenaje al original, pero carece de la frescura y chispa de aquel. Tiene su mismo sello gore, es cruento y maldito y en ocasiones da sombrerazos corteses al cómic, pero está claro que funcionará mejor para quien no haya visto el trabajo de Park que para quien conozca la historia, que se queda sin sorpresa en la versión americana. Una pena porque la trama es de una maldad e imaginación digna de los «Saw» de turno.

Eso sí, Lee tiene un as en la manga: el temible Josh Brolin, con su rostro lleno de mapas que cuartean la tierra una y otra vez, ese gesto feroz en la venganza y desolado en la caída, una mueca que resulta tan atroz como las escenas de martillo va martillo viene con el cúter a flor de piel. Si hay una tercera versión y la hace Tarantino seguro que se trae a Machete para partir cráneos. Sería la mitad del camino entre la sonrisa de Park y la seriedad de Lee.

Calificación: **

Comentarios