ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«El desencanto», un documental clave para entender a Leopoldo María Panero

«El desencanto», un documental clave para entender a Leopoldo María Panero

Jaime Chávarri retrató las tormentosas relaciones entre el poeta, sus hermanos y su padre en una película en 1976

D�a 07/03/2014 - 11.22h

Se ha ido Leopoldo María, el último de los hermanos Panero. Al dolor de su marcha sigue ahora el de la búsqueda de su legado, de sus poemas, de sus frases. Pero no todo lo que queda está escrito en los libros. Otros artistas se encargaron de plasmar en el celuloide otros ángulos de su labor como creador y como persona.

El que más empeño le puso fue el director Jaime Chávarri quien, con la ayuda del productor Elías Querejeta, recreó en 1976 una visión tormentosa sobre la familia de su padre, el poeta Leopoldo Panero en el documental El desencanto.

En la cinta se retrata con honestidad, mediante los testimonios de los tres hermanos (Leopoldo María, Michi y Juan Luis) y de la madre de todos ellos -Felicidad Blanc- una familia de mentes brillantes pero de relaciones complicadas, que salen a la luz en las conversaciones sobre sus angustias y sus enfrentamientos [mira aquí fragmentos de la película y un coloquio con Chávarri].

Convertida en una película de culto, las cintas originales fueron enviadas hace unos años a la casa natal de Leopoldo Panero en Astorga, ahora convertida en un centro de estudios.

Las otras películas

El desencanto es la principal pero no la única película a la que hoy pueden acudir los que quieran volver a escuchar las palabras de Leopoldo María Panero sobre sí mismo y lo que le rodeaba. Ricardo Franco emprendió en 1994 un intento de retomar la explicación de la familia Panero.

Su objetivo no era hacer una segunda parte del documental -que ya se le había ofrecido a Chávarri- sino tocar los aspectos de esta familia desde otros ángulos. Arrancó sin guión y con la condición de no grabar a la vez a ninguno de los hermanos, que iban a ser los protagonistas de la filmación.

El resultado fue Después de tantos años, un documental rodado mientras Juan Luis estaba en el Ampurdán, Michi en Madrid, con polioneurosis y Leopoldo María en un manicomio de Mondragón (Guipúzcoa).

Leopoldo María Panero todavía se ofreció para participar en un cortometraje que retrataba en realidad una conversación del poeta con Carlos Ann y Enrique Bunbury. Fue rodado por Jacobo Beut y es fácil encontrarlo hoy en internet.

Comentarios