ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Perdiendo el norte»: la historia de los españoles por el mundo se rueda en Alemania
Un momento del rodaje de «Perdiendo el norte»

«Perdiendo el norte»: la historia de los españoles por el mundo se rueda en Alemania

El creador de «Siete vidas» o «Aída» prepara una película sobre inmigrantes nacionales en busca de un futuro mejor

Día 03/04/2014 - 12.54h

Hugo y Braulio son dos jóvenes pertenecientes a la generación mejor preparada de la historia de España que llegan a Berlín con ganas de comerse el mundo y se dan de bruces con la dura realidad. Éste podría ser el inicio de cualquiera de los reportajes y crónicas sobre la nueva inmigración española que llenan actualmente las páginas de los diarios europeos, pero es parte de la trama de «Perdiendo el Norte», la nueva película de Nacho García Velilla.

El creador de los filmes «Fuera de carta» y «Que se mueran los feos» o co-creador de series de televisión como «Siete vidas» o «Aída» lleva los últimos meses a caballo entre Madrid y Berlín. Antes de comenzar con otra jornada de rodaje en las calles del barrio turco de Kreuzberg, uno de los distritos de moda de la capital alemana, Nacho G. Villa y los actoresBlanca Suárez, Julián López, Miki Esparbé y Yon González conversaron con ABC sobre el origen del guión y el desarrollo de la producción.

?Todo surge a raíz de un artículo que leí sobre la historia de unos chavales que, después de ver un programa «Españoles por el mundo» sobre Noruega, deciden marcharse a la aventura a Oslo con los dos duros que tenían. Y acabaron durmiendo en un parque y con principio de congelación en los dedos?, cuenta el director de «Perdiendo el Norte». La película pretende ser una comedia romántica pero con marcado acento social sobre la a veces cruda experiencia de la emigración.

Conflicto intergeneracional

Tomando a Rafael Azcona o Luis García Berlanga como referentes cinematográficos, Nacho G. Velilla selecciona la actual realidad española, marcada profundamente por la crisis económica y por la masiva emigración predominantemente juvenil, para contarla a través de filtro de la comedia.

La historia de «Perdiendo el Norte» tiene además un innegable elemento intergeneracional: las historias de jóvenes inmigrantes trazadas por personajes como los de Blanca Suárez o Julián López se cruzan con la figura que encarna el consagrado José Sacristán: un viejo inmigrante español que llegó a Alemania hace 40 años y que observa perplejo el aterrizaje de una nueva generación de compatriotas, esta vez sin boina ni maleta de cartón sino gafas de sol, ordenador portátil y teléfono de nueva generación.

Antes de comenzar a rodar, Velilla y su equipo enviaron cuestionarios a un centenar de jóvenes españoles que vivían o habían viviendo en Alemania como trabajo previo de documentación. ?Todos tenemos colegas que han emigrado, que se han tenido que ir a Londres, a Berlín o Ámsterdam con algo de dinero ahorrado para intentar buscarse la vida. Y en muchos casos tienen que trabajar de lo que salga, muchas veces por orgullo, para no tener que volver a casa de sus padres?, dice Miki Esparbé, quien da a vida a Rafa, el hermano macarra y buscavidas de Carla (Blanca Suárez). Mientras, Hugo (Yon González) y Braulio (Julián López) encarnan una pareja de amigos un tanto quijotesca: el primero, soñador, el segundo, con los pies algo más en el suelo.

Tópicos inevitables

A pesar de intentar desenmascarar los mitos esparcidos por programas de televisión como «Españoles por el mundo», «Perdiendo el Norte» no evitará tocar algunos de los tópicos tan típicos sobre la inmigración española: comida, clima, obstáculos lingüísticos... Al fin y al cabo, y como ya ha demostrado el éxito en taquilla de «Ocho apellidos vascos», los tópicos también funcionan en el cine. Para ver cómo funciona la nueva película de Nacho G. Velilla habrá que esperar hasta enero de 2015, cuando previsiblemente se estrenará en los cines españoles.

Comentarios