ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Keanu Reeves: «Estoy amargado con la industria»

El actor, que debuta a sus 49 años tras las cámaras con «El poder del Tai Chi», confiesa que le «da igual la fama»

D�a 11/04/2014 - 17.46h

Hollywood y Keanu Reeves mantienen una relacion amor-odio desde que el actor debutara en los años 80. «Estoy un poquito amargado con la industria», confiesa Reeves con su voz profunda. La carrera de Keanu consta de enormes éxitos como «Speed» o la saga «Matrix» y espectaculares fracasos como «Un paseo por las nubes» o «Constantine». «Cualquier actor te dirá que esta profesión es muy difícil, es una lucha contante por encontrar un buen guión, por dar con personajes que te ayuden a evolucionar. En Hollywood las cosas no suceden como uno quiere».

Decidido a que su carrera sea un traje a medida, Reeves se estrena como director con «El poder del Tai Chi», basada en las películas de autor de artes marciales. Si Quentin Tarantino se inspiró en estos mismo filmes para crear «Kill Bill» multiplicando la violencia, la película de Keanu es todo lo contrario, artes marciales con alta dosis de espíritu zen.

«La historia muestra el aspecto tópico de estar constantemente vigilado. He tratado de contar lo que le ocurre a una persona inocente cuando se pierde en la pelea y cómo al publico lo único que le interesa es ver si mata o le matan. Es un retrato de la falta de humanidad que nos rodea. Ahora todo el mundo pide sangre». Sin considerarse un filósofo de las imágenes, el actor y director confiesa que «El poder del Tai Chi» es un concepto más que un estilo de lucha. «Absolutamente, el tai chi no se utiliza para pelear, es una filosofía en la que se transmite energía. Yo creo en la meditación, en la energía de la vida, en la fuerza, en la respiración, son temas esenciales en este filme».

Debut como director

Con la ayuda de dos veteranos, el cinematógrafo Elliot Davis y el editor Derek Hui, Keanu se aventuró a debutar tras las cámaras. «Llevo mucho tiempo dándole vueltas a la idea de dirigir ?El poder del Tai Chi?, le he dedicado cinco años. Desarrollé el guión con el escritor Michael Cooney, que me ayudó a mantener una visión clara de la historia. Le pregunté a Tiger Chen, el protagonista, si le parecía bien que yo dirigiera la película y cuando me dijo que sí me decidí porque me gustaban el género y el tema».

Obsesionado con la tecnología y los avances de la industria, Keanu produjo el año pasado el documental «El impacto del cine digital», que explica la guerra entre cámaras digitales y cámaras con filme. «Después de grabar durante un año y entrevistar a varios realizadores aprendí muchísimo sobre las cámaras digitales. Ahora me siento cómodo rodando con ellas y además cuento con el apoyo de los fabricantes».

Director y villano de «El poder del Tai Chi», Reeves reconoce que piensa seguir protagonizando películas. «Me he tomado un tiempo para dirigir, pero no voy a dejar de actuar». Este hombre que no aparenta su edad, 49 años, sigue en lo alto de las listas de los más atractivos. «Trato de mantenerme en forma porque me gusta sentirme bien, pero me da igual la fama, no es algo que haya perseguido nunca».

Reeves siempre ha preferido el anonimato. «No estoy de acuerdo con los famosos que llaman la atención hacia ciertas causas simplemente para que ellos se hagan más famosos. Considero que si ayudas a alguien es mejor hacerlo en privado, pero esa es una decisión personal». Siempre por libre, como el antihéroe torturado de «Matrix». «Es que en realidad soy un solitario», dice despidiéndose, y por fin regala esa sonrisa tan cara de conseguir y tan venerada.

Comentarios