ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
España aumentará las rebajas fiscales al cine para captar más rodajes
Una de las escenas de «Fast and Furious 6» rodadas en Canarias gracias a sus incentivos fiscales

España aumentará las rebajas fiscales al cine para captar más rodajes

El Ministerio de Hacienda subirá los incentivos hasta una cifra cercana al 30% para atraer producciones internacionales

D�a 29/04/2014 - 12.12h

Desde hace dos meses el Ministerio de Hacienda celebra reuniones periódicas con representantes del cine como parte de la inminente reforma fiscal que prepara el Gobierno. Sobre la mesa: estudiar mejoras en el marco de los incentivos para impulsar la industria. Con una doble vertiente: producciones españolas (incluidas las coproducciones) y extranjeras. Actualmente la deducción a la producción del cine en el Impuesto de Sociedades se sitúa en el 18%. Tanto la Confederación de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) como la Spain Film Comission proponen que ese incentivo se eleve hasta el 30%.

«España es un país muy competitivo, pero perdemos el 80 por ciento de las producciones interesadas por temas de fiscalidad», lamenta Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Comission, que trabaja desde el año 2001 para atraer rodajes extranjeros. «No sé en qué quedara el porcentaje, pero encontré al ministro receptivo e interesado», asegura. Rosado propuso a Hacienda implantar el modelo francés: filmar un mínimo de una semana, gastar al menos un millón de euros y presentar una lista de gastos, de la que se devolvería el 30% de los impuestos, con un tope de 20 millones. «No supone un reembolso, sino renunciar a cobrar un dinero», subraya.

La Spain Film Comission considera que España juega en inferioridad de condiciones. Que, a pesar de gozar de un alto atractivo (clima, paisaje), pierde oportunidades frente a otros países, como Inglaterra, Italia, Alemania, Malta o la citada Francia, simplemente porque ofrecen mayores beneficios. «En España hay talento creativo y mimbres industriales», coincide Ramon Colom, presidente de Fapae. A Colom le gustaría desterrar una imagen, la de un sector que solo funciona a base de subvenciones: «No interioricemos el mensaje de que somos unos paniaguados. Es una industria que aporta dinero al Estado. Crea riqueza creativa y económica. Cuando comemos alcachofas o guisantes, nadie piensa que están subvencionados».

Ejemplo muy cercano de cómo una reforma fiscal supone reactivar la industria es el de Canarias. En las islas la deducción es del 38% para el productor y del 25% para el coproductor cinematográfico. Ventajas que no han pasado inadvertidas en Hollywood: Ridley Scott rodó en el archipiélago parte de su última película, «Exodus», al igual que hizo Ron Howard con «El corazón del mar», y antes desembarcó el equipo de la sexta entrega de «Fast and Furious» para filmar algunas escenas. Uno de los requisitos que exige Canarias a los cineastas extranjeros es que se asocien con un productor canario en una AIE, una Agrupación de Interés Económico.

Rosado conoce de primera mano el caso de «Exodus». «Nos enteramos de que Ridley Scott iba a rodar y le ofrecimos venir a Andalucía. Lo montamos en un helicóptero y fue explicando lo que le interesaba». Resultado: hoteles llenos en Almería durante el rodaje, hasta que este se trasladó a Canarias «por sus ventajas fiscales», recalca. En total, según la Spain Film Comission, 43 millones de euros de gasto en España. Un solo rodaje supera holgadamente el presupuesto para el cine en España en 2014: 33,7 millones.

El maná de «Exodus»

De esos 43 millones, siete corresponden a impuestos y cotización a la Seguridad Social; cuatro a gastos de alojamiento; cuatro a vehículos de alquiler; 1,7 en catering y 1,5 en dietas, al margen de los 6.000 empleos que generó la película de Scott, de acuerdo con los datos que maneja Rosado. Canarias constituye una excepción al 18% de exención fiscal, pero no es el único gobierno regional que busca fórmulas para captar el interés de la industria del cine. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunciaba este mismo mes que su Ejecutivo va a bonificar y compensar el coste de las tasas de los rodajes en los edificios públicos regionales. Además, ha encargado un estudio sobre incentivos. Andalucía, por su parte, prepara una Ley del Cine, mientras que otras autonomías, como Cataluña y el País Vasco, también aplican su propio sistema de beneficios.

Con más reuniones previstas en las próximas semanas, Hacienda espera tener cerrada la reforma fiscal en poco más de un mes. Los representantes del sector cinematográfico aguardan el desenlace con optimismo. «Nos entendemos muy bien con Hacienda. Se rompe esa historia de que el Gobierno no ama el cine», afirma tajante Colom. «Mi impresión personal es favorable. Creo que esto está maduro», describe gráficamente Rosado. Ambos, más allá de si finalmente el Gobierno acepta su propuesta del 30%, esperan que el cine en España despegue tras la reforma. «Con los mismos incentivos que el resto de países, el salto va a ser impresionante», vaticina el presidente de la Spain Film Comission. «El marco va a ser absolutamente distinto y fantástico», augura Colom.

Comentarios