ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Ocho apellidos vascos», un milagro también a la hora de evitar la piratería online
Ocho apellidos vascos en ABC

«Ocho apellidos vascos», un milagro también a la hora de evitar la piratería online

Ningún portal de enlaces piratas pudo ofrecer durante ocho semanas la comedia de más éxito del cine español. HoyCinema te cuenta las causas

Día 09/05/2014 - 09.41h

«Esa no la tengo, no está». Es la frase de uno de los vendedores del «top manta» del Metro de Madrid cuando alguien le pide una copia de «Ocho apellidos vascos» mientras encoge los hombros ante su lista de títulos disponibles a la venta sobre su tela extendida en el suelo: «Spider-Man 2», «Robocop», «Rio 2»... pero ni rastro de la comedia de Martínez-Lázaro.

La película española más taquillera de la historia no pudo ser pirateada hasta esta semana, fecha hasta la que solo podía verse en las salas de cine. Es difícil medir hasta qué punto los más de 50 millones de euros que lleva recaudados en taquilla responden a que el público no puede encontrarla online, pero está claro que esta circunstancia ha ayudado en alguna medida.

«Si solo se ha estrenado en España solo suele ser pirateada en España», cuenta José Manuel Tourné, secretario general de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual de la Obra Audiovisual (FAP). La mayoría de las películas de Hollywood disponibles en internet han sido grabadas fuera de nuestras fronteras, especialmente en países como China, Brasil, India, Rusia, Ucrania e Italia. Después, alguien en España le pone el audio, recogido con sigilo en una sala de nuestro país. Por eso es posible encontrar tan rápidamente estrenos mundiales al poco tiempo de llegar a las salas. Incluso antes de su estreno en España para las copias en versión original con subtítulos.

[ocho momentazos de «Ocho apellidos vascos»]

Pero nadie ha conseguido grabar «Ocho apellidos vascos» en España. Y ahí reside otra de las claves para que la película haya aguantado 56 días fuera del circuito pirata: «Las seis detenciones de gente grabando en cines en los últimos meses han asustado a los que se dedicaban a ello», explica Tourné. El pasado mes de octubre, por ejemplo, una persona fue apresada al intentar recoger imágenes de la película «Gravity» en un cine de Mahón, durante la semana de su estreno. Otro tanto le pasó al que intentó grabar «Thor: El lado oscuro» en Barcelona durante noviembre. José Manuel Tourné alaba la actuación policial en este sentido: «La intervención de las fuerzas de seguridad del estado ha tenido un efecto disuasorio».

La tercera razón, que entronca con la anterior, es el cada vez más cuidado de los cines a la hora de controlar sus proyecciones y evitar las grabaciones. Algunas salas han instalado circuitos cerrados de vigilancia y colocan avisos para evitar la tentación de dar al botón de REC. Las distribuidoras también han extremado las precauciones: muchas como Universal -la que comercializa la comedia de Dani Rovira-, Warner o Fox no entregan copias de sus películas a la prensa y organizan pases previos con vigilantes de seguridad en sus salas para evitar filtraciones.

Los foros, encendidos

El inusual hecho de que la película que lidera la taquilla durante dos últimos meses no hubiera estado disponible para su descarga gratuita había llenado las páginas de los foros de internet. Hace un mes, un usuario se preguntaba enrabietado por la razón de que no estuviera «para descarga pirata» y abría una posibilidad descabellada: que la distribuidora hubiera pagado a las páginas de enlaces para que no subieran la película.

Sin embargo, rápidamente otro usuario le explicaba la situación actual: «Yo creo que la razón es una cuestión de mercado y de motivación. Ir al cine a grabar tiene riesgos, la recompensa es baja y básicamente es algo que hay que hacer. Hay que ir, llevar la cámara, grabar, editar un poco la grabación y subir la película a varios sitios, difundir un poco los enlaces y todo para que el cuñao trol de foro de turno listo que todo lo sabe, pero que aún nadie haya visto que tenga ninguna habilidad ni motivación que no sea trolear en foros te diga: "El cine español no merece la pena"».

El ratón y el gato de la industria audiovisual coinciden en el análisis. Aunque el felino (entendida la metáfora como los que persiguen la piratería) cree que es necesario poner más trampas para atrapar a los escurridizos roedores: «La respuesta judicial no es tan buena. Por ejemplo, en el caso de las detenciones no se ha conseguido el registro del domicilio, algo fundamental porque se necesitan recoger todas las pruebas posibles para probar que la grabación se ha hecho con ánimo de lucro», se quejan desde FAP.

Pero los últimos éxitos del cine español se mantuvieron a salvo de la piratería mientras estaban en cartelera. Ni «Las brujas de Zugarramurdi» ni «Vivir es fácil con los ojos cerrados», que coparon la mayoría de Premios Goya este año, tuvieron copias pirata online durante su permanencia en las salas. Otra cuestión es cuando llegan al mercado del DVD, momento en el que sí que es más fácil encontrar los títulos con más repercusión listos para descarga online.

Enlace pirata de «Ocho apellidos vascos»

Captura de una página de descargas online con el enlace a la película

Hasta el día de hoy, numerosos internautas buscaban la película sin conseguirlo en las plataformas online y muchos picaban en sus falsos anuncios en los que les pedían un número de móvil o de cuenta para facilitarnes el visionado, en realidad estafas encubiertas porque la película nunca llegaba a reproducirse pero sí los cargos asociados a esa transacción.

Ahora, «Ocho apellidos vascos», que no tiene fecha prevista de lanzamiento en copia digital, ha sido pirateada y está disponible para su descarga y visionado online en multitud de páginas web. Y la calidad no es de una grabación en una sala, sino que ha salido de una copia en DVD (un DVDrip, en el argot de estas páginas). La maquinaria para encontrar la filtración ya se ha puesto en marcha, confirman en FAP.

Comentarios