ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

«10.000 Km.» Natalia Tena: «Para mí lo difícil era aprenderme el guión en español»

La actriz de «Juego de Tronos» coprotagoniza «10.000 Km.», la gran triunfadora en el último Festival de Málaga

D�a 17/05/2014 - 05.42h

«10.000 Km.», la distancia aproximada que separa Barcelona y Los Ángeles, es el numérico y sugerente título de una película modesta -de menos de 500.000 euros de presupuesto- que triunfó en el pasado Festival de Malaga. A la Biznaga de Oro, el debutante en el largo Carlos Marqués-Marcet sumó el Premio de la Crítica, los de Mejor Dirección y Guión Novel, y una Biznaga a la Mejor Actriz para Natalia Tena, que la recibió «ex aequo'» con Elena Anaya. La actriz de la serie «Juego de Tronos» es el 50% de una pareja que se ve obligada a separarse por motivos laborales. Ella, aficionada a la fotografía, se marcha a Californa; él, intepretado por el actor de raíces teatrales David Verdaguer, se queda en la Ciudad Condal. Y Skype se convierte en su mejor aliado.

«Es una película que habla sobre un conflicto actual, sobre mucha gente que tiene que marcharse fuera», decía Marqués-Marcet durante su conversación con ABC en Málaga. «Es una realidad cotidiana, estamos constantemente separados por la distancia. Pero también habla sobre el hecho de que nos relacionemos con cámaras». Fue justamente el caso real de una pareja distanciada el que empujó a Natalia Tena a hacer la película: «Tengo un grupo que se llama 'Molotov Jukebox', y el guitarrista tiene una novia que vive en Italia. Lo de los videochats no tiene nada que ver con mi vida, pero yo lo veía a él sufriendo mucho por las frustraciones que pasaba. ¡Y pude entender esa dificultad! A veces en las relaciones hay mucho amor y aún así las cosas no funcionan».

«El guión me gustó muchísimo», añadía David Verdaguer. «No sabía si podría hacerlo o no, pero Carlos apostó mucho por mí. Vio mi prueba desde Los Ángeles y tuve la suerte de que fuera un hombre poco informado», ironizaba. Gracias a un guión basado únicamente en estos dos personajes, David y Natalia ganaron un premio de actuación en el prestigioso Festival de Austin. «¡Improvisábamos mucho! Natalia y yo decíamos 'Fun time!' (tiempo para la diversión) e improvisábamos. Y Carlos ha aprovechado muchas cosas para la película», revelaba Verdaguer. «Yo pensé que David era increíble desde el momento en que le conocí», comentaba Tena. «Sabía que había química, que me sentiría segura y feliz». «¡Y siendo una película tan triste nos reímos tanto!», finalizaba él.

El idioma del amor

Director y protagonista coinciden en que Tena es una fuerza de la naturaleza. «Con Natalia nunca sabías por dónde iba a salir. Pero es muy profesional. Se prepara a fondo. ¡Es británica a saco!», decía Marqués-Marcet. ¿Cree la actriz que le ha hecho falta mucha contención para el personaje? «No... Ese no era uno de mis miedos. Para mí lo difícil era aprenderme el guión en español», explicaba Tena. «Yo me eduqué en inglés, y aprender algo de memoria en español es algo muy difícil. El guión me llegó el inglés, pero en inglés no acababa de funcionar, era como una película de 'relationships' (relaciones). No no sé por qué... pero el español le quitó hierro». «Quisimos plantear la película como la posibilidad de ver a una pareja como en un documental. De hecho uno de los referentes es el documental 'A married couple', de Allan King. Tuvimos esa idea de capturar la realidad tal cual», revelaba el director.

Comentarios