ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Bryan Singer: «Rodar con veinte protagonistas fue un reto dramático»
Fotograma de «X-Men: Días del futuro pasado»

Bryan Singer: «Rodar con veinte protagonistas fue un reto dramático»

El director de las dos primeras entregas de la franquicia de mutantes regresa con «X-Men: Días del futuro pasado», que fusiona las dos sagas

D�a 07/06/2014 - 15.22h

El estreno de «X-Men: Días del futuro pasado» obtuvo en Estados Unidos la semana pasada una impresionante taquilla de 80 millones de euros. Es la séptima película de la saga y viene dirigida por Bryan Singer, el realizador de las dos primeras entregas. «Se suponía que Matthew Vaughn iba a dirigir este filme, yo simplemente le di a Simon Kinberg el concepto de viajar en el tiempo para poder involucrar al elenco de actores del pasado con los actuales. Cuando Matthew decidió dejar el rodaje fue cuando yo tomé las riendas, pero en un principio solo iba a producir la película», confiesa Singer en la sala de edición.

[El domingo 15 de junio, por sólo un euro con ABC, consigue «X-Men: Primera Generación»]

Con casi veinte actores protagonistas, Singer asegura que la logística del filme ha sido una auténtica pesadilla: «En este caso había veinte personajes principales, fue un reto organizar el horario de todos ellos. Teníamos siete actores con restricciones, que podían rodar solo en determinados días. Hubo semanas en las que nos vimos obligados a grabar durante dieciocho horas seguidas para cumplir los contratos. Ha sido dramático».

La película empieza una década después de «X-Men: La decisión final» con Bolivar Trask creando los Centinelas para eliminar a los mutantes. La única forma de salvarse es viajando al pasado, a 1973, cuando Trask ha planeado el asesinato de Mística. Singer no quiere desvelar mucho para no arruinar la película al público. «Explica cómo la consciencia futura de Lobezno está dentro de su cuerpo cuando es joven. Es en ese momento cuando futuro y pasado coexisten. Cuando Lobezno despierta, todo lo que ha hecho en el pasado se mantiene en el futuro. Es un concepto muy simple basado en una teoría física llamada superposición. Luego las cosas no mantienen la continuidad que deberían porque el pasado es el que marca el futuro; si lo cambias, cambiarás también el futuro».

Nuevos rostros

Si hay dos actores que roban protagonismo en la nueva entrega de «X-Men: Días del futuro pasado» son Evan Peters en su breve papel como Quicksilver y Peter Dinklage en la piel de Bolivar Trask, el villano de la historia. Dinklage es el auténtico antihéroe de Hollywood, un intérprete de gran registro, capaz de hipnotizar con su maravillosa voz. No en vano, nos conquista semana tras semana en su papel de Tyrion Lannister en «Juego de Tronos». «Bolivar no es un malvado tradicional, es un idealista que convierte su trabajo en una pesadilla. Fui capaz de encontrar una perspectiva positiva en su manera de entender la vida. Es un personaje muy divertido de interpretar por sus maquiavélicas formas. Los diferentes elementos de su personalidad me sirvieron para añadir profundidad a la caracterización. Normalmente, en las películas de superhéroes vemos a un villano incapaz de escapar de los formulismos; sin embargo, Bolivar se parece a los políticos, hace lo que quiere manipulando a los demás. Me gusta su consistencia y lo que propone: acabar con todos los superhéroes» (ríe).

Otra estrella de la televisión que se suma a la franquicia de «X-Men» es Evan Peters, el actor de veintisiete años que viaja desde la serie «American Horror Story» para dar vida a Quicksilver, el nuevo mutante del grupo. «Cuando me llamó Bryan Singer no podía creerlo, estuve saltando en el sofá de mi casa durante un buen rato», explica Peters. «Quicksilver es un mutante al que no le da miedo mostrar sus poderes. Es tan rápido que nadie puede verlo. Me encanta mi personaje, aunque a veces pueda ser un poquito arrogante». Junto a los actores mencionados regresan los habituales de la saga como James McAvoy, Michael Fassbender y Jennifer Lawrence, que volverán para la ultima entrega de «X-Men: Apocalipsis». «Es destructiva. En ese filme veremos por primera vez un ejército de criaturas poderosas», termina diciendo Singer.

Comentarios