ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

«Durante el rodaje de "Perdona si te llamo amor" hubo seis embarazos»

Los protagonistas y el director de la película romántica desvelan sus secretos para HoyCinema

Día 22/06/2014 - 17.38h

En la terraza de un café madrileño, Paloma Bloyd y Daniele Liotti charlan con la misma complicidad con la que sus personajes en «Perdona si te llamo amor», Álex y Niki, lo hacen por las calles de Barcelona. La cinta que presentan es la adaptación española del libro homónimo de Federico Moccia, autor de novelas románticas de éxito como «Tres metros sobre el cielo» o «Perdona pero quiero casarme contigo».

Ambos protagonizan la historia de amor entre Niki, una joven de 17 años llena de vida, y Álex, un publicista de 37 años que no levanta cabeza desde que su mundo perfecto se desmorona al rechazar su novia la petición de matrimonio. Un accidente de moto cruzará sus destinos, comenzando una imprevista relación en la que los 20 años de diferencia serán el inevitable escollo a salvar. «La historia cuenta que la edad no es un problema. Poco a poco nos damos cuenta de que se trata de un problema de prejuicios, que siempre pagan los seres humanos», comenta Liotti. «El encuentro con una chica más joven le abre a Álex un nuevo mundo, una forma nueva de vivir con el amor y a través del amor».

Estos prejuicios vienen de las personas más cercanas, justo los que, a priori, más deberían comprender la relación entre ellos: «Cuando Niki se lo cuenta a sus amigas la empiezan a contaminar con eso de 'te está utilizando, eres un juguete, en realidad no te quiere', pero, hasta ese momento, todo va perfecto», explica Bloyd.

Pero no todo va a ser azúcar. Las cosas que merece la pena en la vida cuestan conseguirlas, y en el amor también existen momentos de sufrimiento. A veces,toca luchar incluso contra el «miedo al amor». Para Liotti, «el miedo [se refiere a su personaje, Álex] le viene de las cadenas que se ha impuesto. Llegando a los cuarenta años, te quitas un poco las ganas de vivir verdaderamente tu vida. A veces, el miedo viene de los traumas que has tenido y te vas quitando posibilidades»; y Paloma Bloyd remacha: «Cuantas más relaciones, más bagaje vas llevando y más miedos te van surgiendo en la vida».

Pero ambos creen firmemente en la historia de la película. Para Bloyd, «todos tenemos que creer en este tipo de amor, da igual la edad y de dónde vienes siempre y cuando sea un amor puro». Incluso Liotti cuenta en su haber con una historia parecida: «Ella quería salir todas las noches hasta las seis y yo no podía porque tenía que ir a trabajar, pero no tenía ningún problema de entendimiento con ella. No creo que exista una diferencia imposible».

Seis embarazos durante el rodaje

La cinta es la ópera prima de Joaquín Llamas, quien, sin embargo, llega a la gran pantalla curtido en la dirección de series de televisión como «Tierra de lobos» y tv-moovies como «Tita Cervera. La baronesa». «Particularmente, creo que hacer una serie de televisión ahora mismo es mucho más complicado que hacer una película. Además, en tele estás metido en una vorágine de audiencias y horarios. Tienes que rodar muy rápido, tomar decisiones muy rápido y las exigencias de resultado y de calidad empiezan a ser cinematográficas».

Llamas es consciente de a quién va dirigida la película, lo que no supone un menos para él sino un reto: «La cinta, como la literatura de Moccia, está destinada mayoritariamente al público adolescente. Concretando más, al público adolescente femenino. ¿Eso quiere decir que al público adulto no le va a gustar? No. Hemos visto la película con gente adulta y ha funcionado estupendamente, tanto con hombres como con mujeres».

Si «Perdona si te llamo amor» es una cinta romántica, la grabación no ha ido a la zaga en cuanto amor: «Algo que me ha llamado poderosamente la atención es que ha habido seis embarazos en el rodaje». Ahí queda.

Comentarios