ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Los nuevos incentivos al cine, muy lejos de las expectativas del sector
Juan Antonio Bayona, durante el rodaje de «Lo imposible»

Los nuevos incentivos al cine, muy lejos de las expectativas del sector

El Gobierno eleva levemente las ayudas, hasta el 20%, mientras potencia los rodajes extranjeros con deducciones del 15%

Día 24/06/2014 - 12.34h

El sector del cine aguardaba con impaciencia la comparecencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para detallar los nuevos incentivos al cine, como parte de la reforma fiscal. Atrás quedaban meses de negociaciones y un runrún en el que cifraban sus esperanzas: que la deducción en el impuesto de Sociedades pasaría del actual 18% a una cifra entre el 25 y el 30%. La realidad no fue tan generosa: hay un leve incremento, hasta el 20%, para aquellas producciones que no pasen del millón de euros de coste. Es decir, las películas más pequeñas. A partir de un millón y hasta un máximo de tres, se mantiene el 18%.

«Esperábamos más y, tal y como ha quedado en el borrador que nos ha llegado, nos parece insuficiente», expresó a través de un comunicado el presidente de la confederación de productores audiovisuales, Ramon Colom. «Es un poco una tomadura de pelo, después de tres años de negociaciones. El panorama es terrorífico», le secundó la productora Piluca Baquero en declaraciones a ABC. Contundente, el director Juan Antonio Bayona publicó en su cuenta de Twitter: «Si se confirman las nuevas deducciones fiscales al cine ya puedo olvidarme de poder rodar WWZ2 en España. Debe tratarse de un error».

«No podemos competir»

Desde FAPAE se asegura que con unos incentivos entre el 18 y el 20% les resulta imposible «competir con otros países», y que el resultado de la reforma «es dañino para la industria española». Para Baquero, «quizás en el Gobierno no tengan la voluntad de solucuionar los problemas del cine español».

A pesar del clima de decepción, el sector pone su vista en la tramitación de la norma. «Esperamos que en los trámites gubernamentales y parlamentarios que quedan para que el texto sea definitivo, podamos enmendarlo», afirma Colom en su comunicado. Baquero, que esperaba incluso un anuncio de la rebaja del IVA cultural (actualmente, en el 21%), intenta mostrarse optimista: «A ver si rectifican, no hay que perder la esperanza».

Gancho para rodajes extranjeros

Si los productores representan la cruz de la nueva normativa, la cara (alegre) la pone la Spain Film Comission, organismo que se encarga de captar rodajes extranjeros en nuestro país. La reforma fiscal incluye la posibilidad de que las películas foráneas rodadas en suelo español deduzcan un 15% de sus gastos, y que lo cobren por adelantado. Con unos requisitos: siempre que inviertan, al menos, un millón de euros, y hasta un máximo de 2,5 millones.

«Es un éxito, por primera vez tenemos una herramienta económica», asegura el presidente de la SFC al atender la llamada de ABC. «La nueva regulación supone que el Gobierno ha atendido nuestras demandas, que el trabajo de captar rodajes es un vector digno de ser apoyado. Es un comienzo, nos permite ser competitivos frente a otros países. Hay motivos suficientes para estar contentos».

Rosado, que insiste en todo momento en que comprende que los productores «estén insatisfechos», considera que esas ayudas tienen margen de mejora. «Habíamos pedido un 30%. Y han optado por un modelo más agil pero con el inconveniente de limitar el presupuesto, lo que deja fuera a las grandes producciones». Aunque insiste en hablar de «gran noticia», el presidente de la SFC avanza que propondrán mejoras. Entre otras, que se amplíen las ayudas a las series de televisión, con el punto de mira puesto en el rodaje de «Juego de Tronos» en Andalucía.

Comentarios