ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Tócala otra vez, Sam»: el piano de «Casablanca» sale a subasta
Sam toca el piano ante la atenta mirada de Rick e Ilsa

«Tócala otra vez, Sam»: el piano de «Casablanca» sale a subasta

El instrumento que el actor Dooley Wilson fingía interpretar en la mítica película estará disponible el próximo mes de noviembre

D�a 22/07/2014 - 13.47h

Humphrey Bogart nunca dijo aquello de «Tócala otra vez, Sam» y el actor que daba vida a Sam, Dooley Wilson, no tocaba realmente «As time goes by». Pequeños detalles que no restan un ápice de magia a «Casablanca», una de las mejores películas de todos los tiempos, y tampoco frenarán a los nostálgicos que intenten hacerse con el piano que protagonizaba las escenas musicales del filme. La oportunidad llegará el próximo mes de noviembre, en Nueva York, cuando la casa especializada Bonhams lo saque a subasta.

Según informa «The Guardian», se espera que el instrumento, el mismo que Wilson fingía interpretar en el Rick's Cafe, alcance un precio final de siete cifras (en dólares). Una suma sensiblemente superior a la que obtuvo el otro piano de «Casablanca», el que se utilizó en los flashbacks de Rick e Ilsa en París. En aquella subasta, organizada en 2012, la pieza rozó los 450.000 euros. Este segundo piano se encuentra en mejores condiciones, hasta el punto de que se usó en un concierto en Hollywood en 2006.

Paradójicamente, en la película de Michael Curtiz de 1942, Sam no le arrancaba una sola nota al famoso piano. Dooley Wilson, el actor que le daba vida, era un profesional de la batería, pero hasta ahí llegaban sus conocimientos musicales. El pianista Elliot Carpenter era quien tocaba en realidad, situado estratégicamente detrás de una cortina, de tal forma que Wilson podía observar y copiar sus movimientos. La actuación de Carpenter es la que se escucha en el filme.

Las leyendas que rodean a «Casablanca» son incontables y varias remiten a las escenas con pianos. Para la posteridad ha quedado la frase «Tócala otra vez, Sam» que nunca llegan a pronunciar los personajes de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Ambos se vieron ante la papeleta de que su primera escena juntos fuera una de las más románticas: problemas de calendario les obligaron a filmar, nada más conocerse, la acaramelada secuencia de París donde el inefable Sam toca el piano vendido en 2012.

En la subasta de noviembre estarán disponibles, además, otros objetos como las puertas del café de Rick, pasaportes y otros documentos creados para la película y el guión final. Bonhams, la casa que se encargará de organizar el evento, estableció un récord en 2013 cuando la famosa estatuilla de «El halcón maltés» se vendió por más de 3 millones de euros. Curiosamente, otra película protagonizada por Bogart.

Comentarios