ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Javier Fesser, el director que ha dado nueva vida a «Mortadelo y Filemón»
Javier Fesser a la izquierda y el dibujante Ibáñez a la derecha

Javier Fesser, el director que ha dado nueva vida a «Mortadelo y Filemón»

Repasamos sus películas desde «El milagro de P.Tinto» a la última de los agentes de la «T.I.A.» pasando por «Camino»

Día 26/07/2014 - 17.12h

«P.Tinto» no es sólo el nombre del protagonista de una película de Javier Fesser, también es el segundo apellido del director: Pérez de Petinto. Este madrileño que da sus apellidos a sus películas ultima «Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo», a la que ha entregado, no su nombre, sino todo su talento. La cinta supone un desafío por dos razones: trasladar a la gran pantalla la genialidad que alcanzó en la viñeta Ibáñez y la dificultdad de un largometraje grabado íntegramente en animación. Este es el último desafío de un director que poco a poco se ha consolidado como uno de los nombres imprescindibles de la dirección nacional, imprimiendo un sello personal a cada una de sus cintas.

Nacido en 1964, empezó la carrera de Ingeniería Naval para cambiarla por la de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense. En la mole de hormigón que es aquella facultad empezaron a tomar forma sus inquietudes cinéfilas, en concreto, en formato Súper-8. En 1986 fundó «LíneaFilms», una productora especializada en anuncios de publicidad. De ella salieron más de 150 spots para entidades como la Cruz Roja o Telefónica, y marcas como Volvo o BMW. Esta actividad le permitió sobrevivir y foguearse hasta volcarse en el séptimo arte con la creación de otra productora específica para el cine: «Películas Pendelton». De ella salió su primer corto (por el que recibió un Goya) en 1995, «Aquel ritmillo», donde ya se muestran las características de su dirección: el surrealismo, detalles cuidados e historias sorprendentes.

Sin embargo, su carrera tiene en 1998 el año que la divide en dos por el estreno de «El milagro de P.Tinto», su primer largometraje. El éxito cayó sobre una cinta en la que la familia estuvo muy presente: su hermano Guillermo Fesser, periodista y «la mitad» del dúo «Gomaespuma», fue el guionista de la película. Por otro lado, el protagonista de la misma fue Luis Ciges, venerable actor español que, tras casi 150 películas, al fin obtuvo un papel principal.

Si el surrealismo es el ingrediente más común de sus peliculas, ¿quiénes más peculiares que los agentes de la «T.I.A» dibujados por Ibáñez? A esta labor se aplicó en 2003 con «La gran aventura de Mortadelo y Filemón», con un éxito arrollador. La película llegó a ser la segunda más taquillera de la historia del cine español, y los protagonistas de la misma pudieron llegar a nuevas generaciones alejadas del cómic, su espacio natural hasta entonces.

De «Camino» a «Jimmy el cachondo»

Con posterioridad a «Mortadelo y Filemón», Fesser volvió al corto con «Binta y la gran idea», una incursión que le valió nada menos que la nominación al Oscar al mejor cortometraje en 2007. La polémica llegó a su carrera un año después de haber paseado por la alfombra roja con la película «Camino». La cinta se basa en el caso real de la niña Alexia González-Barros (1971-1985), que falleció tras una dolorosa enfermedad y entre intensos dolores. La particularidad reside en cómo el largometraje retrata la pertenencia de la niña y de su familia al Opus Dei. Esta nunca participó en el largometraje y siempre ha rechazado el mismo, donde «la Obra» no sale, por abreviar, muy bien parada.

En otoño, Fesser volverá a su esencia con «Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo»: el humor disparatado. De la cinta ya sabemos, por el teaser de HoyCinema, que la «T.I.A» está en peligro tras un ataque sorpresa de «Jimmy», aunque el universo no corre peligro. Salvar al mundo es algo propio de héroes anglosajones. Por lo que ha contado el director, la película no se basa en ninguna historia concreta de los cómics, sino que es de invención propia, aunque las anécdotas y el espíritu de Ibáñez se encuentran en cada imagen. «El proyecto nació hace 45 o 46 años, cuando empecé a leer los 'T.B.O.'», recordó Fesser en una entrevista sobre la cinta. Pronto sabremos si la espera ha merecido la pena.

Comentarios