ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«El cine español va bien»
Un momento de «Ocho apellidos vascos»

«El cine español va bien»

Las producciones españolas alcanzan el 23,6% de cuota de mercado, «la más alta de su historia», celebra Fapae, que añade: «Lo que va mal es la industria»

Día 23/09/2014 - 18.47h

«El cine español va bien, lo que va mal es la industria». El presidente de FAPAE, Ramón Colom, ha glosado así la rueda de prensa que cada año los productores audiovisuales españoles dan en el Festival de San Sebastián para exhibir las cifras de su actividad y alzar sus demandas en defensa de la industria, y de la que hoy han excluido a RTVE para sentirse «más libres» en sus críticas. FAPAE se ha congratulado por el inmejorable rendimiento de fenómenos comerciales como «Ocho apellidos vascos» o «El niño», que han permitido a la producción nacional alcanzar el 23,6 por ciento de la cuota de mercado, «la más alta de su historia», según ha señalado Joxe Portela, vicepresidente de la confederación de productores.

Y todavía se espera cerrar el año con un 25 por ciento de cuota española, con estrenos como «Torrente 5», «Mortadelo y Filemón» y «Shrek». El año pasado la cifra fue del 14,6 %, y en 2012 «Lo imposible» la elevó casi hasta el 20 por ciento.

También se augura el éxito de otros títulos no tan comerciales como «La isla mínima» y «Lasa y Zabala», y que acaparan la atención en este 62 festival donostiarra, que deja otro dato elocuente: el cine español ocupa el 60 por ciento de la programación, con quince películas a concurso. Un último nombre mencionado es el de «Relatos Salvajes», la coproducción hispano-argentina que está rasando en Argentina.

Ya no son «españoladas»

«Pensarán que me he vuelto loco si digo que estamos muy contentos con la situación del cine español», ha explicado Colom dejando para después sus denuncias sobre el estado de una industria ahogada por la subida del IVA o la falta de financiación. El presupuesto medio de las producciones españolas en 2014 ha sido de 1,3 millones de euros frente a los 3,2 millones de 2009. Sin embargo, los productores han celebrado el cambio de paradigma en la relación cine español- espectador y su feliz reencuentro. «Hemos conseguido que haya cine comercial o cine popular, lo que no significa que sea cine malo. Nos hemos quitado de encima ese título de la españolada», ha asegurado Colom.

Pero tras el reparto de alabanzas al buen momento del músculo nacional, el máximo responsable de FAPAE ha entonado los tonos graves dejando otra conclusión: «La industria del cine va mal porque es un continuo incumplimiento de muchas cosas». Y ha centrado el tiro sobre el gran quebradero la financiación y el pago de las ayudas a la amortización.

Como novedad, Colom ha precisado que al decreto aprobado por el Gobierno para pagar las ayudas a producciones de 2012, dotado con 30 millones de euros, hay que añadir 2,5 millones más que quedaron pendientes de la convocatoria de 2011. Aun así, reclaman seis millones más. En total, cifran en 100 millones la reclamación de ayudas hasta 2014, antes del cambio de sistema de financiación, aún por negociar.

Reunión con el Gobierno

Aunque los productores admiten que en este momento se encuentran en «una especie de luna miel» con el Ministerio de Cultura, ha exigido que se acuerde «ya» una solución, que para ellos pasaría por pagar simultáneamente los años «atrasados» y establecer el nuevo sistema, que les abastezca por adelantado. «Somos adultos, maduros y veteranos. Queremos ser independientes» de la administración, han asegurado para anunciar que la próxima semana tendrán «la primera sentada» con el Gobierno.

Defensa de TVE

Por primera vez, la rueda de prensa de FAPAE en San Sebastián se ha hecho sin RTVE para que la presencia de su director general no condicionara su enmienda total a la gestión política sobre el ente público. Colom ha calificado como «indecente e inmoral» la situación de los canales públicos, condenados a la «ruina» frente a las privadas. Éstas últimas acaparan los mayores estrenos cinematográficos con «una carrera comercial que no consiguen otros», han puntualizado. «No se lo recriminamos, constatamos. No estamos disparando contra las televisiones privadas. Reconocemos el éxito de sus películas y les felicitamos. Pero si en los noventa ellas se sirvieron de la industria de la producción, ahora deberían defender también un estatus de la televisión pública», ha señalado el presidente de FAPAE.

Comentarios