ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
El cine español da el salto a China con un gran acuerdo de producción
Imágenes de un rodaje en Shanghay

El cine español da el salto a China con un gran acuerdo de producción

Los filmes coproducidos con España tendrán sello de cine nacional en uno de los mercados más grandes del mundo

Día 24/09/2014 - 17.29h

España acaba de ganar un potente aliado para que nuestros productores, que este año van a lograr el mejor rendimiento «de la historia» con un 25 por ciento de cuota de mercado -según constató ayer Fapae-, puedan seguir dando rienda suelta a la creación audiovisual. Se trata de China, que vive su gran renacer cinematográfico tras haber relajado en los últimos tiempos su proteccionismo sobre la industria, y que ya se ha convertido en la primera fuente de ingresos para Hollywood en el exterior.

Según ha podido saber ABC, los dos países suscribirán este jueves un acuerdo de coproducción audiovisual que permitirá sentar las bases legales para favorecer el intercambio empresarial, abriendo un nuevo caudal de financiación y la puerta al gran mercado de salas chinas. La firma tendrá lugar aprovechando el viaje oficial que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realiza esta semana por el gigante asiático con el objetivo precisamente de afianzar las relaciones económicas y comerciales. De hecho, este acuerdo es uno de los «platos fuertes» de la visita.

Fuentes del sector le dan gran relevancia al acuerdo que supone que España pondrá un mínimo del 20% en las coproduciones, actores principales, personal técnico, creativo (por ejemplo el compositor de la banda sonora) y un jefe de departamento en cada producción. China logra con este acuerdo más presencia internacional de sus temas.

Por parte china iba a firmar el presidente de la SAPRFT, la todopoderosa agencia de la prensa y el audiovisual, con rango de viceprimer ministro, en un acto del que se esperaba un gran relieve. Pero la ausencia de un representante de nivel para la firma (no ha acompañado a Rajoy ningún representante del Ministerio de Cultura) ha hecho que en las últimas horas sea un funcionario de menor nivel el que suscribirá el acuerdo junto al embajador español, Manuel Valencia. El sector del cine lamenta la ausencia de Cultura, y espera que en China no se tome por descortesía. Salvo que la crisis gubernamental abierta por la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, altere la agenda, Rajoy estará presente en el encuentro comercial, aunque no lo firmará.

El acuerdo, que se venía perfilando desde hace tres años, tiene una enorme importancia estratégica para la industria audiovisual española, ya que las coproducciones tendrán a todos los efectos categoría de «producto nacional» en China (donde están limitados los estrenos extranjeros). España es el cuarto país en alcanzar este estatus de excepción. Las alianzas bilaterales se han convertido de hecho en los últimos tiempos en una salida vital para el mundo del cine, especialmente en España, con un sector agobiado por el panorama financiero. Según los datos aportados ayer por el presidente de Fapae, Ramón Colom, el presupuesto medio por proyecto cinematográfico en nuestro país se ha desplomado de los 3,2 millones de euros invertidos en 2009 a los 1,3 millones este año.

Además, al igual que ha ocurrido con otros países con los que se ha firmado un acuerdo bilateral de este tipo, como India o Israel, servirá también para atraer rodajes de producciones chinas a nuestro país. Fuentes del Ministerio de Cultura, que no dio por confirmada la firma ya que es la Secretaría de Estado de Comercio la que se ha encargado de su ejecución, resaltaron además el ?empuje? que la industria china puede ofrecer a la animación en España, con profesionales técnicos de ?altísimo nivel?.

Dos filmes ya en marcha

Del acuerdo se beneficiarán las dos primeras películas que ya se están coproduciendo. Una está dirigida por Javier Fesser y tiene, según sus responsables, vocación de gran producción internacional (la producción corre a cargo de Pendelton y Es.Docu). La otra es un filme de animación, «Dragon keeper», basado en leyendas chinas del siglo II a. de C., y cuenta con la participación de varios productores españoles. Además, el pacto comercial servirá para atraer rodajes de películas chinas a nuestro país.

El público chino, ávido de consumir el producto de calidad que le llega del exterior, ya conoce el cine español. En 2012 se rindió al éxito de cintas como «Las aventuras de Tadeo Jones», que se situó entre los cinco largometrajes más vistos en su estreno, con 2.500 copias, el triple que en España. También «Lo imposible» sumó cifras récord en el gigante asiático, con 1,8 millones de dólares recaudados en los dos primeros días. Hollywood ha sido hasta ahora el mayor beneficiado por esta apertura templada de China, que sigue limitando el número de estrenos extranjeros a 34 por año.

Los productores españoles reunidos el martes en el festival de San Sebastián ven en este convenio una «oportunidad única» para rellenar la botella de oxígeno financiero y confían en conseguir la llave de oro que da acceso al gran mercado de distribución chino. Un país que en 2013 recaudó 3.600 millones de euros, un 28 por ciento más que el año anterior, y que habilitó 5.000 nuevas salas.

Diversos productores españoles han viajado en los últimos meses a China en el marco de la negociación entre los dos países. El presidente de Egeda, Enrique Cerezo, celebraba ayer su firma como una «excelente noticia» que esperaba «hace tiempo», aunque mostraba su malestar la ausencia de Cultura. «Eso es lo triste, que no vaya el ministro o el secretario de Estado. Sus razones tendrán, seguramente otras cosas más importantes? Pero se pierde una ocasión inmejorable para promocionarlo», lamentaba.

Comentarios