ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Rosamund Pike, una chica Bond «perdida» con Ben Affleck
Rosamund Pike, en una imagen de «Perdida»

Rosamund Pike, una chica Bond «perdida» con Ben Affleck

La actriz inglesa, protagonista en la última película de David Fincher, debutó en el cine de la mano de 007

D�a 08/10/2014 - 18.56h

Es ahora o nunca para Rosamund Pike. La actriz inglesa (Hammersmith, Londres, 1979) protagoniza junto a Ben Affleck la última película de David Fincher, «Perdida», basada en la novela superventas de Gillian Flynn, que se estrena el próximo 10 de octubre. En Estados Unidos aterrizó en las salas el pasado viernes y se convirtió en el mejor estreno de una cinta dirigida por Fincher. Para Pike es el tipo de oportunidad que se presenta muy pocas veces en la carrera de un actor. Un antes y un después.

[Este domingo, con ABC, consigue por solo 1 euro «Seven», dirigida por David Fincher]

El debut de Pike, hace algo más de una década, en 2002, con solo 21 años, fue por la puerta grande: en «Muere otro día», entrega de la franquicia James Bond con Pierce Brosnan en el rol de 007. La joven actriz, que se había fogueado previamente en la televisión de su país tras debutar en el teatro, daba vida en este filme a Miranda Frost, gélida e inquietante agente con muy buena mano para la esgrima. Curiosamente, la actriz nunca había visto una película de Bond.

La franquicia del agente del MI6 es de las que hacen despegar una carrera, pero en el caso de Pike no supuso un salto inmediato al estrellato. Se dejó ver, principalmente, en roles secundarios, aunque en cintas de calidad como «The libertine», «Orgullo y prejuicio», «Fracture» y «An education».

El cambio de siglo supuso un cierto frenazo en la trayectoria de la londinense, con papeles en títulos tan prescindibles como la secuela de «Johnny English» y escarceos con el cine de palomitas, véase «Jack Reacher» e «Ira de titanes». «Perdida» puede y debe suponer lo que los americanos definen como un «game changer»: un filme de calidad con uno de los cineastas más prestigiosos de Hollywood que, además, goza de una gran acogida a nivel comercial.

[Vídeo: tráiler de «Perdida»]

En este intenso thriller llamado a hacer mucho ruido en los Oscar, Pike da vida a Amy Dunn, escritora de cuentos infantiles casada con el fracasado Nick (Ben Affleck) que un buen día desaparece sin dejar rastro. Nick se convierte en el sospechoso número uno, en el hombre más odiado de Estados Unidos. Ciertas frases enigmáticas y tétricas escritas en el diario de ella contribuyen a colocarle entre la espada y la pared.

Música e idiomas

Madre de un hijo, la rubia actriz tuvo una infancia y adolescencia de lo más movida y cultivada. Su madre era violinista y su padre, cantante de ópera, lo que motivó que viajara a lo largo y ancho de Europa durante años. Y no le fue nada mal: aprendió a tocar el chelo como una virtuosa y se defiende al piano. Además, habla francés y alemán con fluidez.

Virtudes a las que une su belleza rubia y sus habilidades como intérprete. El suyo, de momento, no figura entre los nombres más conocidos para el gran público, pero «Perdida» puede convertirse en el trampolín hacia las cotas más altas. Ya cuenta con un aval de lujo: que Fincher le entregara uno de los papeles clave de su filme, por delante de otras candidatas de relumbrón como Natalie Portman o Charlize Theron.

Comentarios