ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«The Walking Dead» T5: sadismo para después de cenar
Una escena del primer capítulo de la quinta temporada

«The Walking Dead» T5: sadismo para después de cenar

El capítulo «No Sanctuary» nos presenta a un Rick convertido en un sádico, en una máquina de matar capaz de imponer justicia sumarísima sin descanso

Día 14/10/2014 - 14.11h

Cuatro degollamientos de hombres y mujeres frente a cámara, varios ajusticiamientos a sangre fría, despellejamiento de cadáveres humanos y colocación de sus restos en un almacén listos para consumir (como si de ternera se tratase), un bebé a punto de ser estrangulado e incluso un zombi en llamas comiéndose la cabeza de un vivo que suelta alaridos de dolor.

Esta colección de agradables imágenes forman parte del primer capítulo de la quinta temporada de «The Walking Dead», que ha sumado a las ya habituales cabezas de zombis lanceadas, masacradas por martillos, una violencia inusitada del hombre contra el hombre, subiendo un peldaño más en la degeneración moral que supone pasar un día más con vida en un mundo infestado de muertos vivientes.

El capítulo «No Sanctuary», que se pudo ver anoche en Fox y estará toda esta semana gratis en Yomvi, nos presenta a un Rick convertido en un sádico, en una máquina de matar capaz de imponer justicia sumarísima sin descanso, y a unos cuantos personajes (Carol, Tyresse) que le seguirán en su cometido, después de superar la barrera moral que te impide acabar con alguien aunque sepas que como mejor estaría es muerto, esa que define a los humanos.

A su alrededor se agrupan los supervivientes que aún no han dado este paso, pero que son capaces de eliminar con soltura a cualquier caminante que se les acerca (genial el guiño con el personaje de Glenn que solo entenderán los lectores de los cómics). Y, en un lateral, se sitúa el trío de personajes excesivos (Rosita, Abraham y el Dr. Porter) que prometen dar mucho juego cuando los tiros acaben.

Después de aquella segunda temporada lenta hasta el infinito, los inicios de temporada de «The Walking Dead» han sido siempre impactantes. El de anoche fue un capítulo lleno de acción, tiros y explosiones. En él descubrimos también en qué se han convertido los protagonistas de la serie. O eres el matarife o eres el ganado: hay que elegir, pero Rick y los suyos ya saben cuál es su lugar en este mundo de no muertos.

Comentarios