ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .

Silvia Abascal da el salto a la dirección con el corto «No digas nada»

La actriz firma también el guión de la pieza, de 14 minutos de duración, que se proyectará el 22 de octubre en la Seminci

Día 15/10/2014 - 10.05h

La actrizSilvia Abascal se pone al otro lado de la cámara. Da el salto a la dirección, por ahora, con un cortometraje de 14 minutos, «No digas nada», que se proyectará el próximo 22 de octubre en la Semana Internacional de Cine de Valladolid, la Seminci, en el marco de «La noche del corto español».

Protagonizado por Alexandra Jiménez y Carmelo Gómez, «No digas nada» se desarrolla en el interior de una casa rural donde el espectador se topa con una mujer absolutamente ensimismada. Un ruido la saca de su trance y descubre que un hombre ha saltado la valla que rodea su vivienda. Intenta impedirle que entre en la casa, pero ya es tarde. Ahí comienza el cara a cara entre ambos.

«Me atraía mucho el paso de investigar también en la dirección. Poder trabajar de manera conjunta los personajes, dirigir a los actores e implicarme en lo técnico desde una responsabilidad mayor», declaró Abascal acerca de su debut como directora. «Tanto en lo artístico como en lo técnico, no hay decisión que no pase por la aprobación del director. Es una responsabilidad superior, pero también hay algo en lo de no ser la imagen, en estar al otro lado de la cámara? que libera».

Sobre sus protagonistas, afirmó que «contar con la generosidad, con la confianza y entrega de Carmelo Gómez y Alexandra Jiménez ha sido mucho más que un regalo. Son dos actores enormes, mayúsculos. Para comprender el giro de estos personajes, necesitaba a dos actores capaces de leer y comunicar más allá de sus líneas de guión. Capaces de dar espacio al vacío, donde los silencios expresan igual o mejor que las palabras. Dos personajes que están unidos por algo que desconocemos, dos personalidades fuertes y vulnerables a partes iguales».

La actriz, que confiesa que tiene muchas ganas de que su trabajo se proyecte en pantalla grande, firma también el guión. «Por duración, el formato del cortometraje puede parecer sencillo pero en mi opinión es al contrario. Interesar, sumergir y sobre todo mover algo en el espectador en tan solo 10 minutos, me parece un reto. No lo ubico en un género en concreto, pero sí me gustaría que el espectador pudiera transitar con él por tres estados diferentes: la tensión, la comicidad que provoca lo ilógico y la emoción».

La actriz deja atrás definitivamente sus problemas de salud, tras sufrir un ictus en 2011 en otro festival de cine, el de Málaga. Este verano publicaba un libro donde relata su experiencia, «Todo un viaje», y una vez concluida la filmación de su primer trabajo como directora planea seguir acumulando nuevos proyectos, volcada en su trabajo tras una mala temporada.

Comentarios