ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
González Macho dimite y Antonio Resines es el nuevo presidente de la Academia de Cine
González Macho y Antonio Resines

González Macho dimite y Antonio Resines es el nuevo presidente de la Academia de Cine

Deja el cargo por «motivos personales». La directora y guionista Judith Colell es la nueva vicepresidenta

D�a 20/02/2015 - 09.43h

Enrique González Macho ha hecho pública este jueves su renuncia a la presidencia de la Academia del Cine. Lo hace por sorpresa y movido, dice en una nota difundida por la institución, «por motivos estrictamente personales». Su dimisión ha sido presentada en una reunión de la junta directiva de la Academia. Su sustituto, provisionalmente y como presidente en funciones, es Antonio Resines.

[Perfil de Antonio Resines: rostro icónico del cine español]

El actor ha querido dejar claro que su intención no es la de continuar en el cargo más allá de lo estrictamente necesario. «Solo soy presidente en funciones y no me voy a presentar para ello», afirmó en declaraciones a Efe. El intérprete calcula que, en unos tres meses, «se convocarán elecciones, se presentarán las candidaturas y se renovará la dirección más o menos para antes del verano».

Las últimas elecciones en la institución que representa al cine español se celebraron hace menos de un año, el 24 de mayo de 2014. Entonces, González Macho fue reelegido con una apuesta continuista frente a la candidatura presentada por Piluca Baquero, de carácter renovador, por 290 votos contra 110.

La renuncia del hasta ahora presidente del cine español pone automáticamente en su lugar a Resines, confirmado en el cargo por la junta directiva, hasta que se vuelvan a convocar comicios en la Academia. La directora y guionista Judith Colell también sube en el escalafón y es la nueva vicepresidenta primera.

Carta a los académicos

En una carta dirigida a los académicos, recogida por la agencia Efe, González Macho subraya que su decisión se debe a razones personales. «Me encuentro en una situación de total imposibilidad para compaginar mi actividad personal con la presidencia de forma cuanto menos correcta, no existiendo en absoluto ningún otro motivo», indica.

No obstante, admite que han sido cuatro años «difíciles por la situación político-económica del país», y que siempre ha tratado de que ello no afectara ni a la imagen ni a la actividad de la Academia. «Me voy obligado por las circunstancias, pero razonablemente satisfecho con que la Academia no haya sido afectada ni contaminada por los convulsos tiempos que estamos pasando», dice en la carta.

Pide, por último, a los académicos su colaboración para que la Academia «siga creciendo y desarrollándose para ser cada día más importante y necesaria».

El «maldito IVA»

González Macho se va después del mejor año de la historia del cine español en recaudación y con una ceremonia de los Goya que transcurrió entre alabanzas por su humor y con apenas crítica política, pese a la presencia en ella del ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert.

El caballo de batalla contra el que no pudo luchar fue el «maldito IVA» del 21%, al que se refirió en su último discurso, el de los Goya, que el Gobierno subió durante su mandato y que se ha mantenido inamovible pese a las súplicas del sector cinematográfico.

Comentarios