ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Las cuentas de 'Exodus' las utilicé para convencer a Montoro» de incentivar los rodajes
El presidente de la Andalucía Film Commission, Carlos Rosado (dcha), junto al director Ridley Scott

«Las cuentas de 'Exodus' las utilicé para convencer a Montoro» de incentivar los rodajes

ABC charla con Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Commission, acerca del impacto económico que tuvo en España el paso de la superproducción dirigida por Ridley Scott

D�a 22/04/2015 - 09.40h

Ayer se estrenó a bombo y platillo el DVD de «Exodus: Dioses y reyes», la superproducción dirigida por Ridley Scott en nuestro país, en concreto en Almería y Fuerteventura, y que contó con un equipo actoral de verdadero relumbrón formado Christian Bale, Ben Kingsley, Sigourney Weaver y Aaron Paul, entre otros. Entre otras cosas, el espectacular lanzamiento incluye un extenso y jugosísimo material extra en el que se cuentan las vicisitudes de la producción por nuestras tierras.

ABC ha hablado con Carlos Rosado, presidente de Andalucía Film Commission y Spain Film Commission y cuyo papel consiste simplificadamente en conseguir y facilitar que se rueden películas extranjeras en España, para que nos cuente qué impacto económico y social tiene para un país el rodaje de una megaproducción como «Exodus», además de anécdotas de las estrellas por estos lares y detallar cuál es el papel del organismo que preside.

- ¿Qué sucede para que «Exodus» se ruede en nuestro país?

La asociación que yo presido inivitó a Ridley Scott a rodar en Andalucía para que fuera uno de los emplazamientos en la película. Vino a Andalucía, recorrió en helicóptero prácticamente toda la costa, desde Sevilla hasta Almería, y tomó la decisión de rodar allí, y también luego en Fuerteventura. Entre las opciones que tenía en otros países, como Estados Unidos, por ejemplo, decidió que lo que quería lo encontraba en España.

- ¿Cuál fue vuestro papel ahí?

Pues al principio, invitarle a que viniera y acompañarle, enseñarle lo que consideramos que podría adaptarse a lo que necesitaba y luego ayudarle en todo el proceso tan laborioso como los permisos antes del rodaje.

- ¿Cómo se enteran de que Ridley Scott quiere rodar una megaproducción?

Nosotros estamos constantemente en los festivales internacionales y allí supimos, sin saber en concreto de qué se trataba, que Ridley Scott estaba preparando una superproducción. Cuando vino a Andalucia tenía prácticamente la película en la cabeza. Es un personaje de una vitalidad extraordinaria, tenía estudiado al detalle no sólo la historia, también el vestuario, había visitado la National Gallery londinense para ver cuadros. El 70% se rodó en Almería y el 30% en Fuerteventura.

- ¿Qué beneficios tiene una producción de este calibre para el lugar donde se rueda?

Cuando la gente vea el DVD, cuando ven cómo se hizo, comprueba que hubo un equipo de mil profesionales, la mitad de ellos españoles, las empresas de servicios, la producción de decorados, el impacto que eso tuvo sobre la hostelería local, la compra de bienes y servicios que se hicieron durante ese tiempo... Eso provocó una subida del empleo de Almería en esos dos meses y de hecho fue la provincia que más subió dentro de Andalucía en esos dos meses. Y además la proyección de los escenarios. Hay una relación clara entre el turismo y el cine, que induce a visitar los lugares. Vamos a hacer una ruta del cine para que la gente sepa los lugares en los que se rodó la película. Es la producción más importante que se ha hecho en España en los últimos 20 años

- ¿Se facilita y se dan las suficientes ayudas para que se ruede más en nuestro país?

Los datos económicos del rodaje de Exodus los utilicé para convencer al ministro de Hacienda, a Montoro, para que creara en la reforma fiscal un incentivo específico para los rodajes internacionales en España. Los datos que le aporté fueron tan espectaculares que se atuvo a nuestra petición.

- ¿Qué datos fueron?

Más de un millón de euros en alquiler de vehículos. 800.000 euros en combustible, estadías en hoteles... hasta alcanzar los 44 millones de euros gastados en nuestro país. Se necesitaron más de 1.000 profesionales, contratos con 1.200 empresas proveedoras... Ahora tenemos un incentivo del 15%, pero competimos con otros que tienen un incentivo superior. El ejemplo que ponemos siempre, el modelo francés, aplica un incentivo del 20%, con 1.000 millones de límite de devolución de impuesto. Nosotros competíamos con una mano en la espalda. Es verdad que el incentivo todavía es insuficiente, pero ahora existe. Las condiciones de nuestro país son extraordinarias como destino de rodaje. Es un topicazo pero la climatología, las buenas comunicaciones, el trabajo bien hecho, profesionales de todo tipo, técnicos españoles de destacada eficiencia... Además de otras consideraciones, como por ejemplo que es más barato que otros países. Si tuviera un incentivo fiscal atractivo... Con los datos que hemos estudiado, por cada euro que el Estado ceda, por impuestos que deje de cobrar, genera en la economía directa cinco euros. No es una subvención, es un incentivo y que revierte en el país.

- ¿Cómo va a acabar el asunto de los estudios alicantinos de «La ciudad de la luz»?

Lamentablemente el cierre de los estudios ha sido una muy mala noticia para la industria audiovisual española. Nosotros lo que deseamos es que se reabra pronto, que se culmine el proceso de enajenación del plató y que se pueda poner en funcionamiento. Lo ha dicho el propio Ridley Scott, probablemente es el mejor plató de Europa en tecnología y condiciones. Lo que desearíamos es que lo gestionará un grupo económico español. Pero lo que hace falta es que se ponga en funcionamiento.

- ¿Pero en todo caso quedará en manos del mundo del cine?

Eso esperamos. Que se pueda reabrir para su destino natural. Todo el mundo nos pregunta siempre si puede utilizar ese plató. Sería fundamental para la posición competitiva de España que se abriera cuanto antes. Pero hay riesgo de que se reabra y no se utilice para el mundo del cine. Si eso ocurre será una pésima decisión y una pésima noticia para nuestra actividad y la propia cometitividad de España.

Comentarios