ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Paco León: «He pasado de joven promesa a vieja gloria en solo tres años»
Paco León recibe un premio en Málaga

festival de málaga Paco León: «He pasado de joven promesa a vieja gloria en solo tres años»

El director-actor recibe en Málaga el premio Eloy de la Iglesia por su peculiar mirada como director

D�a 20/04/2015 - 09.50h

Tiene mucha razón Paco León cuando asegura que su carrera como director de cine se ha desarrollado en un tiempo récord. De hecho, solo han pasado tres primaveras desde que sorprendió con «Carmina o revienta», la sensación del Festival de Málaga 2012, y el año pasado dejó constancia de su madurez con la segunda parte, «Carmina y Amén», que incluso consiguió el Feroz a la Mejor Comedia.

En este 2015, el certamen malagueño ha querido rubricar su entrada en el olimpo de los directores con el premio Eloy de la Iglesia,un galardón que reconoce la mirada personalísima de un cineasta sobre el mundo, y que ya han recibido anteriormente Pablo Berger o Manuel Martín Cuenca.

«¡Es que todo va muy rápido!», decía ayer León con una amplia sonrisa en la azotea de un conocido hotel malagueño. «En tres años he pasado de joven promesa a vieja gloria. ¿Pero cómo ha sido esto? "Carmina o revienta" se presentó aquí hace tres años y esto es una especie de confirmación».

Le gusta especialmente el galardón que le ha concedido el festival. «Está bien, me identifico con el premio. No me da tanta vergüenza como si fuera un homenaje a toda una carrera, que me parece menos apropiado para mí. Pero lo de "una mirada diferente" está guay. Comparto con Eloy de la Iglesia la pasión por los personajes marginales, los delincuentes, todo eso».

Paco León, sevillano de 40 años, consiguió la popularidad con papeles cómicos en programas como «Homo Zapping» o series como «Aída», y las películas con su madre, la espontánea y visceral Carmina Barrios, le han servido para demostrar al público y a la crítica que detrás del hombre que sabe hacer reír hay también un hombre que sabe mirar a través de una cámara. «Voy a intentar por todos los medios que no me marque la responsabilidad de lo que ya he hecho, aunque es verdad que algo cala. No me gustaría responsabilizarme de las expectativas que se tengan sobre mí, porque eso lastra mucho. A mí me tranquiliza pensar que esto de dirigir son actividades extraescolares, que lo mío es la interpretación y que con esto solo me divierto y me arriesgo».

Ahora se encuentra en pleno encierro para adaptar el guión de una película australiana ?«una comedia multitrama con cinco historias de amor, comedia y sexo»?, y es una fase del proceso de creación de una película que le fascina: «En realidad, es como pedir la carta a los Reyes Magos».

Comentarios