ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
La vuelta del verdadero Johnny Depp
Johnny Depp da vida a uno de los gángsteres más poderosos de la historia de Boston

La vuelta del verdadero Johnny Depp

El actor más camaleónico de Hollywood recupera las buenas sensaciones del inicio de su carrera con su nueva película «Black Mass»

Día 11/06/2015 - 17.56h

Johnny Depp. Su nombre tenía siempre un hueco reservado en el palmarés de mejores actores. Inevitablemente se le vinculaba a los mejores proyectos en la gran pantalla, retos siempre que propiciaban sus cambios radicales de imagen. En «Eduardo Manostijeras» (1990), comenzó un proclive idilio con el director Tim Burton, una relación de admiración mutua que sacó lo mejor de ambos en la década de los noventa pero que terminó perjudicando sus carreras profesionales, al depender excesivamente el uno del otro. Cuatro años más tarde repetiría con el director más original del momento en «Ed Wood». Su interpretación en ambas películas fue bien recibida y se premió su esfuerzo con sendas nominaciones a los Globo de Oro.

Jack Sparrow. Johnny Depp volvía a cambiar de registro una vez más para dar vida al pirata más entrañable de la historia del cine. Su actuación en 2003 en «Piratas del Caribe» le hizo merecer por primera vez su presencia entre la «jet set» de Hollywood, y peleó en primera línea para conseguir la estatuilla dorada. Su paseo por el Dolby Theatre (conocido como Kodak Theatre por aquel entonces) se saldó solamente con la nominación al Oscar, tal y como sucedió con el Globo de Oro, su tercera candidatura a los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. A estas películas le seguirían papeles para el recuerdo: Sir James Matthew Barrie en «Descubriendo Nunca Jamás», un papel conmovedor con el que Depp sorprendió en su vis dramática; o un memorable Willy Wonka en «Charlie y la fábrica de chocolate».

Pero eso era antes. Su poder camaleónico para meterse en la piel de cualquier personaje terminó pasándole factura y comenzó a elegir mal; ya no primaba la calidad, lo hacía la extravagancia. También las repeticiones, daba la sensación de que más que un papel donde superarse, Depp buscaba proyectos bizarros para llamar la atención. Y terminó pasándole factura, el declive se instaló en su carrera. Varias superproducciones en las que el actor encabezaba el reparto fueron cayendo estrepitosamente en taquilla. Su nombre se vinculó entonces a sonados fracasos de recaudación. Se empezó entonces a banalizar sobre sus transformaciones, que dejaron de acompañar a la palabra talent0 para ir unidas al de burla o disfraz. «Mortdecai» o «El llanero solitario» fueron algunas de las últimas películas en las que el actor intentó explotar una faceta ya conocida. Decidió exprimir la fórmula que tanto éxito le había reportado y terminó estrellándose contra el reflejo de sí mismo. Depp ya no es lo que era, tan solo la sombra de lo que en su día prometía ser.

Nunca es tarde

Pero aún hay tiempo para la esperanza. Warner Bros acaba de publicar recientemente el tráiler de lo nuevo del actor: «Black Mass». En la película, donde comparte cartel con intérpretes de la talla de Benedict Cumberbatch, Dakota Johnson o Joel Edgerton, Johnny Depp se mete en la piel de un mafioso irlandés que empieza a colaborar con el FBI. La extraña simbiosis entre los polos opuestos se debe a un frente común: acabar con la mafia italiana. La alianza entre la agencia y James «Whitey» Bulger (Depp) provocará una espiral fuera de control y convertirá al mafioso irlandés en uno de los más poderosos gángsteres de la historia de Boston.

La película se estrenará el próximo 23 de octubre en España y aunque de momento solo se conoce su tráiler, las reacciones ante la interpretación de Johnny Depp parecen favorables. El portal «Comingsoon» recogió las declaraciones de Scott Cooper, director de la película, en las que alaba el trabajo del actor y destaca el parecido existente entre el criminal y el intérprete: «Podía ser encantador y podía ser despiadado. Era como una cobra, nunca sabías por donde te podía golpear. Mucha gente del set conocía íntimamente a Whitey. Sintieron escalofríos tras ver el gran parecido de Depp y algunos incluso no podían mirarle directamente. Realmente tiene mucho talento».

Una prominente calvicie y el pelo blanco; los ojos claros y un aire chulesco camuflan al actor más camaleónico del siglo XXI. Pero parece que esta vez el disfraz no es banal. Johnny Depp vuelve y lo hace explotando su talento.

Comentarios