ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Chris Pratt, el fofisano que conquistó Hollywood... y al mundo
Chris Pratt estrena este viernes «Jurassic World»

jurassic world Chris Pratt, el fofisano que conquistó Hollywood... y al mundo

Ha pasado de vender hamburguesas a comérselas, y ahora, con su nuevo físico, triunfa como el segundo actor más rentable de 2014

Día 11/06/2015 - 10.41h

Lo que hacen las abdominales. Y si no, que se lo digan a Chris Pratt, que pasó de hacer de gordito gracioso en la pequeña pantalla a arrasar en la grande. Su carisma y sencillez conquistan al público, que se identifica con un actor que, a diferencia del resto, parece mortal en Hollywood.

Steven Spielberg, que ahora apadrina «Jurassic World», la nueva entrega de la saga iniciada por el genio de la cámara en 1993, posó sobre Pratt su varita mágica. No fue algo deliberado sino a través de terceros y una serie de coicidencias que darían un vuelco a la vida que el joven se había labrado.

La carrera de Pratt despegó por una casualidad cuando en vez de intérprete era hippie y vivía en una furgoneta. Fue hace 17 años, mientras trabajaba en una cadena de comida rápida de Hawaii cuyo nombre hacía referencia a «Forrest Gump», un clásico del séptimo arte. Un capricho del destino colocó en su camino a Rae Down Chong, precisamente uno de los actores que interpretaba un papel en «El color púrpura», de Steven Spielberg. Chong se convirtió en un cazatalentos. Buscaba el reparto para su debut tras las cámaras en el prescindible corto de terror «Cursed Part 3» y Pratt cayó del cielo. Pero él fue el mayor beneficiado.

Su incursión en la meca del cine se hizo esperar. Comenzó con pequeños papeles en «The O.C» o «Everwood». Con sus 136 kilos de peso no le llovían las ofertas, pero sí logró cierto renombre interpretando a Andy Dwyer en la serie de comedia «Parks and Recreation». También le llegó la suerte en el amor, y en 2009 contrajo matrimonio con Anna Faris, con quien tiene un hijo.

A sus 35 años ha sabido amortizar su presencia en la industria cinematográfica y alcanzar el sueño americano. Su participación en películas que obtuvieron nominación a los Oscar, como «La noche más oscura» o «Her», le catapultó a la primera línea de la meca del cine, e hicieron más llevadero su rechazo en otras como «Star Trek».

Un héroe en el espacio

Pero lo bueno estaba por llegar. Una nueva dieta y mucho ejercicio físico bastaron para solucionar la falta de papeles y convertirse en el héroe que aguardaba su llegada en los cómics de Marvel. Para su papel en «Guardianes de la Galaxia», la segunda cinta más taquillera de 2014, adelgazó 26 kilos, ganó músculo y según publica Forbes, se convirtió el año pasado en el segundo actor más rentable, tan solo superado por Jennifer Lawrence. Es precisamente con «la nueva novia de América» con quien compartirá cartel en su próxima película, «Passengers».

Su transformación física le ha vuelto reconocible alrededor del mundo. Pratt ya no vende hamburguesas como hacía a los 19 años y tampoco se las come, como hizo para dar credibilidad a ese gordito simpático de «Parks and Recreation». Este viernes 12 de junio estrena «Jurassic World», bajo el paraguas de Spielberg, y ahora le llueven los proyectos. Pratt consiguió el sueño americano. Se ha convertido en la nueva cara de Hollywood, un fofisano reconvertido en héroe.

Comentarios