ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Scorsese y sus mafiosos, la reunión definitiva
Martin Scorsese, Joe Pesci y Robert De Niro

Scorsese y sus mafiosos, la reunión definitiva

La película «The Irishman» volvería a unir en la pantalla a los italoamericanos con más talento del cine

Día 22/06/2015 - 15.44h

Hace cuatro años, el portal screenjunkies.com publicaba: «Los italoamericanos han aportado emoción al cine. Ha habido grandes películas de gángsters, pero estos hombres han destruido esos estereotipos italianos, interpretando de todo, desde taxistas hasta abogados. Se podría hacer una colección de películas brillantes con solo estos actores».

Robert De Niro, Al Pacino, Steve Buscemi o Joe Pesci en el plano actoral. Detrás de las cámaras, Francis Ford Coppola o Martin Scorsese. Nombres de sobra conocidos en el séptimo arte que han marcado una época. Una generación que se ha hecho grande en la gran pantalla pero que además de talento han compartido amistad... e inspiración.

Robert De Niro y Scorsese. El actor fetiche por antonomasia del realizador. La piedra angular de un director que veía en el actor la vitalidad y el método capaces de afrontar cualquier papel, cualquier reto y con el que no solo compartía raíces y un pasado similar, sino también el afán por la improvisación. Y el apoyo de un amigo con el que se entendía a la perfección y bajo cuyo influjo realizaría las mejores películas de su filmografía.

Un tándem mágico en el que el director veía en De Niro a la persona idónea para ser él mismo dentro de la pantalla, su voz cuando a él solo le tocaba estar detrás. «New York, New York», «El rey de la comedia», «Malas calles»... A veces el director no pensaba en Bobby, como le llama, pero el actor terminaba ganándoselo. Así sucedió con «Taxi driver», convertida ya en filme de culto y que le abriría al director las puertas de las grandes productoras. Para esta película Marty no contaba con De Niro, él quería a Harvey Keitel. Scorsese tampoco quería dirigir «Toro salvaje», no confiaba en las memorias escritas por el boxeador, y creía que la mayor parte de la historia se la había inventado el propio protagonista. Pero el empeño de De Niro lo convenció. Y juntos convirtieron la historia de Jake La Motta en otra para el recuerdo y el esfuerzo del actor le valió un Oscar por su papel. «Uno de los nuestros», «El cabo del miedo», «Casino»... Una relación de lo más fructífera, habida cuenta de que sus colaboraciones han nutrido algunos de los mejores títulos de la historia del cine.

Parecía que Leonardo DiCaprio era el nuevo fetiche del director, el sucesor natural de De Niro, pero la vuelta de esta entrañable y talentosa pareja cinematográfica podría tener una continuación en «The Irishman». Este proyecto lleva ya varios años en el tintero y sus novedades llegan con cuentagotas. Lo atractivo del mismo es la reunión de amigos que podría producirse. Apenas han trascendido detalles de la evolución del filme, que en principio vería la luz después de «Silencio», la próxima película de Scorsese. La última novedad que ha trascendido sobre la adaptación del libro homónimo de Charles Brandt es la incorporación de Bobby Cannavale. El actor se uniría al reencuentro de otros viejos amigos, los mafiosos más fieles de la historia del cine, el séquito de Marty.

El séquito de Marty

De Niro volvería a encabezar el reparto de una película a cuyo timón se encuentra Scorsese. Se sumarían Harvey Keitel, con el que coincidió en «Malas calles» o Joe Pesci, contrapunto histriónico de la actuación de De Niro en todos los largometrajes que han realizado juntos y a las órdenes de Scorsese («Toro Salvaje» o «Uno de los nuestros»). Pero también Al Pacino, el pletórico Michael Corleone que compartió escenas De Niro en en «El Padrino II» (1974) o en la olvidable «Asesinato justo».

Ha sido precisamente Pacino quien ha devuelto «The Irishman» a la actualidad. En una entrevista a «Vanity Fair» comentó: «Me imagino que todavía haremos la película porque el guión es muy bueno. Pero lleva demasiado tiempo en un segundo plano...».

Pero eso no es un mal síntoma, a Marty hay que dejarlo respirar. No es la primera vez que acumula el desarrollo de varios proyectos. La recámara de este genio vale oro. Pero «The Irishman» es uno de los más esperados, por el reencuentro.

La cinta se basará en la historia de un asesino del que se sospecha que estuvo involucrado en la muerte del líder sindical Jimmy Hoffa. De Niro interpretará a Frank «The Irishman» Sheeran, al que se le atribuyen más de 25 asesinatos relacionados con la mafia. Vuelta a los viejos tiempos.

Comentarios