ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Cine de dura denuncia en la segunda jornada del Festival de Venecia
Stanley Tucci (i) posa junto al director Thomas Joseph McCarthy (c) y el actor Mark Ruffalo (d) durante la presentación de la película «Spotlight»

Cine de dura denuncia en la segunda jornada del Festival de Venecia

La brillante «Spotlight», sobre la investigación de un enorme caso de pedofilia en la Iglesia, y «Beasts of No Nation», acerca de los niños soldados, convencen en la Mostra

Día 04/09/2015 - 12.32h

Segundo (e intensísimo) día de la Mostra. Y un excelente desayuno cinematográfico. «Spotlight», presentada fuera de concurso y dirigida por Thomas McCarthy, es un entretenidísimo y muy bien documentado thriller sobre un caso real de periodismo de investigación que ya huele a Oscar.

El filme presenta a un grupo de periodistas expertos en hacer reportajes en profundidad (la sección Spotlight del periódico «The Boston Globe») que, ante la llegada de un nuevo director, buscan un caso de peso. Lo que comienza con un proyecto de artículo sobre varios curas acusados por sus víctimas de haber abusado de ellos durante su infancia se convierte en un año de minuciosa investigación por parte de cuatro periodistas (Mark Ruffalo, Michael Keaton, Brian D´Arcy James y Rachel McAdams) que termina con el mayor escándalo de pedofilia dentro de la Iglesia Católica. Porque, tal y como se explica al final, a partir de ahí, innumerables lugares de Estados Unidos y de múltiples países alrededor del mundo (por ejemplo, se cita Comillas, en España), han destapado casos de abusos. Y lo espeluznante del asunto es que la propia institución eclesiástica tenía conocimiento de todo.

Su director, criado en el catolicismo, relató que le encantaría que el Papa Francisco, por el que siente respeto y a quien considera «muy interesante» viera el filme. «Sin embargo, soy pesimista en cuanto a que se produzca un cambio en la Iglesia». Stanley Tucci, que da vida a un abogado, ha afirmado: «Creo que este Papa está integrando a la Iglesia en el siglo XXI, y considero que si alguien puede ayudar a que se acaben estos abusos es él».

Con un guión estupendamente interpretado y que provoca que el espectador vaya desenmarañando la trama y la investigación a la vez que lo hacen los propios personajes, destaca especialmente la actuación de Mark Ruffalo. Un emotivísimo discurso en el que su personaje, lleno de rabia e impotencia, clama por el castigo de todo aquel que haya abusado de un menor.

El omnipresente Idris Elba

Otro notable drama -este, a competición- llegó a la alfombra roja veneciana. En «Beasts of No Nation», protagonizada por Idris Elba y dirigida por el creador de la exitosa serie de televisión «True Detective», el californiano Cary Fukunaga, la tragedia de los niños es otra, pero también se basa en el abuso.

El film habla de los niños soldado en África, de cómo son captadados y manipulados por sus «comandante». Elba es aquí un terrorífico «lava-cerebros» que logra convertir a personas de ocho, nueve, diez años, en despiadadas máquinas de matar. «Los niños de la película no son actores profesionales, y lo cierto es que su trabajo es magnífico- relata Fukunaga a ABC-. Les explicábamos cómo sería la escena, pero, a pesar de la dureza de algunas de ellas, no ven el contexto general, porque lo rodábamos poco a poco, cortando, y tanta violencia solo se nota una vez montada toda la película».

Cabe señalar la calidad, también, de «Un monstruo de mil cabezas», del uruguayo residente en México Rodrigo Plá, sobre una mujer que decide tomarse la justicia por su mano ante el rechazo de su compañía de seguro médico de seguir con el tratamiento de su marido. Basada en el libro homónimo escrito por su mujer, Laura Santullo, ambos confesaban a ABC: «No justificamos su comportamiento, pero lo entendemos».

Comentarios