ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Eddie Redmayne se lanza en picado hacia su segundo Oscar
Eddie Redmayne, a su llegada a la alfombra del Festival de Venecia

festival de venecia Eddie Redmayne se lanza en picado hacia su segundo Oscar

Formidable interpretación del ganador de la pasada edición en «La chica danesa»

Día 07/09/2015 - 13.45h

Ayer cayó un gran chaparrón en el Lido de Venecia. Luego, escampó. Pero si nos permiten el símil, lo que está habiendo hasta ahora en la 72 edición de la Mostra es un chaparrón de buenas películas, así que es de justicia felicitar a su director, Alberto Barbera.

«La chica danesa», con un equipo galardonado con el Oscar ?el realizador, Tom Hopper lo ganó en 2011 por «El Discurso del Rey», y su protagonista, Eddie Redmayne, este año encarnando a Stephen Hawking en «La teoría del todo»?, es un drama rodado de una forma tan delicada y bonita que a pesar de su temática, muy dura, puede complacer a todo tipo de público. Se trata de la historia de amor y comprensión de un matrimonio de pintores que deben enfrentarse a un problema tan enorme como la confusión en la identidad de género del marido. Y la identidad de género, como muy bien aclaró ayer Redmayne en rueda de prensa, poco tiene que ver con la orientación sexual, algo que ya se explicaba con eficacia en la cinta Laurence Anyways, de Xavier Dolan. «Sexualidad y género son cosas distintas», dijo. En el filme todo comienza como un juego. Gerda (interpretada por la brillante actriz sueca Alicia Vikander) le pide a su esposo que pose para ella con medias y zapatillas de seda. Y así, poco a poco, Einar (Redmayne), irá descubriendo a Lili, la mujer que hay en él. Basada en la novela escrita por David Ebershoff, el relato está inspirado en un personaje real, el danés Einar Wegener, uno de los primeros hombres que se sometió a una operación de cambio de sexo (1931) para convertirse en Lili Elbe. Aquí no hay morbo, ni mal gusto, ni trivialidad, y sí mucha humanidad, sensibilidad y respeto al abordar (y clarificar) el sufrimiento y la necesidad vital que experimentan los transexuales al verse atrapados en un cuerpo y un género equivocado. Un error de la naturaleza.

Tom Hopper, de 43 años, londinense, como Redmayne, aunque diez años mayor que él, ya había trabajado con el actor de tez pálida y pecosa en «Los Miserables», y relató que desde un principio acordaron que Eddie no seguiría un proceso de imitación, sino que interpretaría a una mujer que saldría de su propio interior.

Como apunte final, cabe destacar la excelente música de Alexandre Desplat y la gran ovación que se llevó todo el equipo por parte de los periodistas.

División de opiniones

Además de «La chica danesa», otra película en competición fue «La espera», del italiano Piero Messina. Recibida con pitos y aplausos a partes iguales en el pase de prensa, este drama algo lento aunque interesante, arranca con una mujer rota por el dolor. Se da a entender que ha perdido a su hijo Giuseppe, y cuando la novia de este aparece en Sicilia en la casa de su madre (Juliette Binoche), la progenitora le cuenta que su luto se debe a la muerte de su hermano, nunca del chico, y que Giussepe llegará pronto. Durante esos dos días, se harán amigas. También a concurso se presentó «Equals», de Drake Doremus, con Kristen Stewart, y en la sección Orizzonti «The Childhood of a Leader», protagonizada por Berenice Bejó bajo la dirección de Brady Corbet. La actriz de «The Artist» manifestó a ABC: «Esta es una apuesta interesante que muestra la infancia de un dictador. El director utilizó detalles de la infancia de Mussolini».

Comentarios