ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Gerardo Herrero se defiende de la «falsa polémica» del Euromillón y los Oscar
Fotograma de «Felices 140»

Gerardo Herrero se defiende de la «falsa polémica» del Euromillón y los Oscar

El productor de «Felices 140» regaló participaciones a los miembros de la Academia para promocionar su película

D�a 21/09/2015 - 19.39h

«Felices 140», de Gracia Querejeta, compite con «Loreak» de Jon Garaño y Jose Mari Goenaga y «Magical girl» de Carlos Vermut para representar a España en los Oscar. Habrá que esperar al martes 29 de septiembre para conocer el veredicto de la Academia de Cine. No es sorprendente, por tanto, que las labores de promoción de las tres cintas se diferencien unas de otras para obtener mayor reconocimiento. Es el caso de «Felices 140», que ha optado por utilizar una labor de marketing muy original.

Los productores Gerardo Herrero y Mariela Besuievsky han enviado a los 1.200 académicos que votan para elegir el largometraje que representará en los premios de Hollywood a España unas participaciones para jugar al Euromillón. Los números que componen el recibo del sorteo hacen mención al día, mes y año del estreno de la cinta. El 40 corresponde a la edad de la protagonista que gana el premio, papel interpretado por Maribel Verdú, y el 16 hace mención al año de la ceremonia de los Oscar: 2016. Si toca, la empresa de los productores, «Tornasol Films», compartirá el premio con los académicos.

Fuentes de la institución cinematográfica han recalcado que hay dos normas impuestas por la Academia en el método de promocionar una película: no se puede pedir el voto expresamente y no está permitida la descalificación de los contrarios. «Felices 140» no ha infringido ninguna de las dos. «Es una técnica de marketing empleada para sorprender. Se ha hecho otras veces con la promoción de otras películas. Bigas Luna regaló lonchas de mortadela y durante la promoción de 'Loreak' se enviaron flores», ha declarado una fuente de la Academia.

A su vez, Gerardo Herrero se ha pronunciado: «Es una campaña de marketing para la cual pedimos permiso a la Academia. Es una idea basada en la película y una forma simpática de hacer promoción». El productor de «Felices 140» ha reiterado que es «un gesto simpático» y que «a alguien le interesa generar la polémica». Herrero ha añadido que «es falsa la problemática causada porque no ha molestado a nadie» y que obtuvieron el permiso de la Academia, por lo que la promoción de la película entra en el marco legal impuesto por la institución cinematográfica.

Comentarios