ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Ridley Scott: «He creado un bello monstruo»
Matt Damon, en una de las escenas de «Marte»

Ridley Scott: «He creado un bello monstruo»

El director de «Marte» cuenta a ABC cómo fue poner en escena «un paisaje espectacular, que invita a pasear, pero que te mataría si lo haces»

D�a 16/10/2015 - 16.45h

Decía Walt Disney que su fórmula para triunfar era soñar, diversificar y cuidar los detalles, y si hay alguien en Hollywood alineado con esas ideas es el realizador británico Ridley Scott. El maestro de setenta y siete años estrena esta semana en España «Marte», su mejor filme en diez años.

En la montaña rusa que supone producir un filme, los realizadores están directamente ligados al color y textura de las imágenes, e indirectamente al vestuario, al diseño, al equipo de actores, al maquillaje, pero en el caso de «Marte» se palpa milímetro a milímetro la mano autoritaria de Scott. «He creado un bello monstruo. Un paisaje bello, espectacular, que invita a pasear, pero que te mataría si lo haces», asegura.

Artista creativo, obsesionado con la pintura y el dibujo, Scott impregna la pantalla con un exótico y familiar tono rojo que lo mismo puede ser Marte, como las montañas de aquella Arizona tan característica en los filmes de John Houston. «Personalmente creo que lo más importante en esta cinta es el sentido del humor, no el drama, ni la acción, ni los efectos, ni el diseño. Es el carisma del astronauta el que conecta directamente con la audiencia. Mark controla su miedo gracias a sus brotes de humor, una reacción natural del ser humano que nos lleva a identificarnos con su situación. Se entiende que debes ser un poco idiota para ser tan valiente», explica Ridley en su butaca del hotel de Toronto donde le encontramos.

«Mi primer western»

La historia de «Marte» está basada en la novela del escritor Andy Weir, que convirtió a su autor en un bestseller con su primer y único libro hasta la fecha. El protagonista, abandonado a su suerte por su equipo tras una tormenta marciana, es Mark Watney, un tipo que cuando abre los ojos descubre una flecha de acero clavada en su estomago. Es en ese momento cuando comienza una aventura de supervivencia al más puro estilo del salvaje oeste. «Este es mi primer western, el que estaba deseando rodar desde que de niño me sentaba a ver las películas de indios y vaqueros en el sofá de mi casa», confiesa el director.

Tanto se esfuerza la cámara de Ridley en enfocar la vida ordinaria en extraordinarias circunstancias, que se olvida del aspecto filosófico de esa absoluta soledad. «Lo que más me gusta del personaje es que no se cuestiona en ningún momento y se pone en marcha sumando sus habilidades. La mejor frase que se ha escrito en el mundo de la publicidad es 'Just Do it' de Nike y Mark hace precisamente eso. Para mí es una buena filosofía».

La película, al igual que el libro, logra extraer elementos científicos mezclados con una buena dosis de humor, una sólida narrativa y una asombrosa estética que la convierten en una de las mejores de la temporada. «Marte» destaca tanto por el realismo de lo que sería un viaje tripulado al planeta rojo, como por la profusión de los avances tecnológicos actuales que aparecen en pantalla.

Matt Damon, el astronauta y botánico

«La novela de Andy es fabulosa y fue el guion lo que me atrajo desde el principio. Cuando encuentro un material tan especifico como este, tan bueno, lo que quiero es divertirme rodándolo», cuenta Matt Damon, que encarna al astronauta, el botánico e ingeniero mecánico que viaja a Marte en una expedición de la NASA y acaba plantando patatas en otro planeta.

«En mi infancia, al igual que muchos niños, soñaba con ser astronauta. Cuando Ridley me dio la oportunidad de convertirme en uno cumplí ese sueño, igual que lo hice con 'Interstellar'. Pero lo que realmente me gustó al leer el guion fue el sentido del humor de mi personaje. Y pienso que el desafío fue lograr retener ese punto cómico sin perder, en ningún momento, esa sensación de peligro inminente en la que vive», revela el protagonista.

El protagonista del filme es un hombre solo que evita cuestionar su situación. ?Con cuatro hijas me es imposible identificarme con mi personaje porque en mi casa es difícil sentirse solo. Pero, si miro hacia atrás, recuerdo cuando llegué a Los Angeles y como me sentí en esa ciudad. La primera vez que vivíallí me encontraba tan abandonado como mi personaje en Marte».

Salvar a Mark

Scott también cuenta la historia desde la perspectiva de aquellos que tratan de salvar a Mark. Los científicos y burócratas de la NASA que piden cientos de millones al gobierno para rescatar a su hombre. «Es fascinante como Ridley Scott mueve su cámara de un lugar a otro, como aborda cada idea sin equivocarse en ningún momento», admite Damon.

Ayuda al realizador la solida estructura del narrador que adaptó con brillantez el guionista Drew Goddard. «Si hay algo que destaca en Ridley es su flexibilidad para aceptar el granito de arena de cada profesional contratado para su trabajo», confiesa Damon, que ya rueda otra vez una película de Bourne.

«Sin duda soy un hombre afortunado. Un actor a quien se le permite repetir un personaje una década después. Mi suerte es extraordinaria porque he vivido cosas maravillosas. No puedo quejarme de nada. Tengo una carrera que me permite hacer lo que me gusta, y una familia maravillosa con salud. Estoy agradecido de lo que tengo desde el momento que me levanto de la cama».

Comentarios