ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«El Cid» de Charlton Heston hace las Américas
Imagen del rodaje de «El Cid» con el castillo de Torrelobatón (Valladolid), al fondo. Corría el año 1961...

FESTIVAL DE RHODE ISLAND «El Cid» de Charlton Heston hace las Américas

«Bienvenido Mr Heston», la película documental de los jóvenes realizadores Pedro Estepa y Elena Ferrándiz sobre el rodaje de «El Cid» en Torrelobatón (Valladolid), se estrena hoy en la Sección Oficial del Festival de Rhode Island (Estados Unidos)

Día 10/08/2016 - 13.37h

Los pasos de «El Cid» no terminaron en Valencia en mayo de 1099, sino que este miércoles se encaminan hacia el «Rhode Island International Film Festival». Lo hará a través del estreno hoy de la película documental de 70 minutos«Bienvenido Mr Heston», de los jóvenes realizadores Pedro Estepa y Elena Ferrándiz, una crónica del rodaje de «El Cid» (1961) de Charlton Heston y Anthony Mann en el pueblo vallisoletano de Torrelobatón (477 habitantes). Su castillo es el escenario de los siete primeros minutos del metraje de la película.

El documental ha sido seleccionado para competir en la Sección Oficial del Festival por el Gran Premio a la Mejor Película Documental. El certamen, que se celebra en la capital del estado de Rhode Island - Providence- hasta el próximo 14 de agosto , atrae a más de 32.000 personas al año y es clasificatorio para los premios Óscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos. Por lo pronto, la Agencia Freak lo está distribuyendo ya por suelo estadounidense y español.

El film ha contado con un presupuesto de apenas 22.000 euros pagados de su propio bolsillo y se ha rodado durante el tiempo libre de sus creadores. El documental tuvo su puesta de largo en la última edición de la Seminci, y se ha podido ver en localidades españolas como Alicante, León, Medina del Campo o Santander.

«Un sueño casi inalcanzable»

Fruto de dos años de un intenso trabajo tras las huellas de «El Cid» encarnado por Charlton Heston, para Estepa y Ferrándiz ha sido desde el principio «un sueño casi inalcanzable que se está haciendo realidad». Ambos se declaran «muy orgullosos» de lo logrado hasta ahora (Seminci, Rhode Island,...), ya que «el objetivo era que lo viese el mayor número de perosnas posible» así como «poner en valor la riqueza cultural, paisajística e histórica de nuestro país». Algo que, en opinión de ambos, están consiguiendo gracias a los festivales y proyecciones.

Sobre el futuro, Estepa y Ferrándiz apuntan hacia los Goya y a su presentación por festivales estadounidenses y españoles; así como a su distribución a largo plazo por plataformas on line . Además, recuerdan, el documental se está proyectando por las etapas del conocido como «Camino del Cid».

El Cid y Hollywood, un buen maridaje

La adaptación cinematográfica del héroe castellano Rodrigo Díaz de Vivar es un clásico de Hollywood, producido por Samuel Bronston, quien recaló en España tras englosar las listas negras de Hollywood para producir titulos como y «55 días en Pekín», «Rey de Reyes» o «El Cid». «Bienvenido Mr Heston», han comentado a ABC Estepa y Ferrándiz, nació como un corto con el propósito de «reivindicar a España como plato de cine». Sin embargo, los 60 testimonios de vecinos de esta localidad sobre los tres días en que la familia Heston y el resto del equipo de rodaje - con alguna presencia de técnicos españoles como el ganador de dos Óscar, Gil Parrondo- grabaron en Torrelobatón terminó por convertir un corto en un largometraje.

«En la ficción puedes tener todo controlado, a través de un guión literario pero, en este caso, hubo una evolución, el montaje se fue complicando y la historia la fuimos cambiando», afirman sobres lo anterior estos dos realizadores residentes en Madrid y debutantes en el largo. Como recuerdan ambos realizadores «hemos intentado recrear el ambiente de un pueblo». Por ejemplo, varias vecinas de esta localidad cotillean mientras tejen sobre si Heston o no era guapo, ajenas a la mirada fría. «Las conversaciones entre ellos salían muy naturales, nosotros lo único que hacíamos era marcar los temas y buscar las localizaciones», resumen ambos.

Tanto Pedro como Elena no han pedido ni una sola subvención pública y todo el capital para la película documental ha salido de su bolsillo, del salario que reciben de su trabajo en la productora de una importante universidad privada de Madrid. Incluso Ferrándiz tuvo que darse de alta de autónoma y convertirse en productora, para poder rodar: «Al tratarse del rodaje de un largo, Hacienda obliga a dar de alta en la Seguridad Social al equipo», añade esta productora que junto a Estepa padecieron un rodaje «duro» que les consumía días enteros.

Un narrador de lujo

Como hilo conductor de todo esta almagama de contrastes, entre el glamour de Hollywood y un pueblo del interior en la España de 1961, la crónica de «El Norte de Castilla» firmada por Antonio Hernández Higuera y publicada el 23 de abril de 1961. El actor Emilio Gutiérrez Caba es el encargado de poner voz al documental.

«Fuimos a verle a una obra de teatro en Madrid y, aparte del documental, hablé con él de mi abuelo que conocía a los Caba y era actor de teatro. Esto me hizo especial ilusión, ya que pudimos hablar de él, de aquel teatro», comenta Pedro Estepa que logró convencer a su narrador para que también pusiera en común sus recuerdos sobre aquellos años.

Otra contribución especial fue la del director artístico Gil Parrondo (ganador de dos Óscar por «Patton» y «Nicolás y Alejandra»), quien definió sus años junto a Samuel Bronston como «los mejores de mi vida». Precisamente a él se debe que el productor estadounidense eligiera Torrelobatón, localidad que conocía de sus meses de servicio militar en Valladolid.

El antigüo colaborador de Bronston, de 94 años, «aguantó hasta tres horas hablando con cambios de localización durante toda la conversación», señalan Pedro y Elena quienes recuerdan cómo Parrondo les contaba que para un técnico del cine de aquella época era una «maravilla» trabajar con dinero y libertad creativa: «Es increíble la cabeza que tiene, porque cuando hablamos con él estaba haciendo dos películas a la vez y tuvimos que citarle en varias ocasiones en los antiguos estudios Buñuel », apuntan sobre el director artístico que les trajo bocetos originales de los decorados de «El Cid».

Y después del estreno en la Seminci, ¿qué? «Intentaremos vender los derechos a alguna televisión y estamos decididos a presentarlo a los Goya, además de llevarlo por otros festivales y sacar el máximo partido al apoyo en redes sociales de asociaciones como «Camino del Cid» o «Museo del Cid», comentan ambos realizadores quienes coinciden en señalar que «ha sido la mejor manera de aprender» aunque la próxima vez esperan contar con presupuesto y equipo más amplios.

Heston JR y Andrea Bronston

«Bienvenido Mr Heston» es un ejercicio de memoria colectiva, especialmente la de los habitantes de Torrelobatón, pero también la de los hijos de Charlton Heston (Fraser Heston) y Samuel Bronston (Andrea Bronston): Frazer, que acompañó a sus padres Charlton y Lydia Clarke, durante todo el rodaje de «El Cid», y quien según varios vecinos, solía vestir de vaquero en el set se ofreció a grabar una entrevista en Los Ángeles con invitación en española a ver el documental. «Estaba encantado de hablar de su padre», resume Pedro.

Por su parte, Andrea Bronston que en la actualidad es cantante y actriz, reside en Madrid, y aunque sí estuvo en el rodaje apenas conserva recuerdos de aquella época debido a su corta edad: «Es una persona encantadora y nos ayudo mucho, aunque lamentó que no pudiera decirnos mucho sobre la película porque su padre padeció Alzheimer durante 20 años ».

El «extraño» caso de los derechos intelectuales de «El Cid»

Comentarios