ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Qatar prohíbe «La chica danesa» por «depravada»
Escena de «La chica danesa»

Qatar prohíbe «La chica danesa» por «depravada»

El Minsiterio de Cultura ha retirado de las salas la película de Tom Hooper cuatro días después de su estreno, tras las quejas de algunos espectadores

Día 12/01/2016 - 19.17h

«La chica danesa» ha sido prohibida en los cines de Qatar, tan solo cuatro días después de su estreno. La razón: las quejas de una serie de espectadores que tacharon la película de «depravada» e «inmoral». Dirigida por Tom Hooper El discurso del rey» y «Los miserables»), cuenta la historia de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener, en la que ella le pide a su marido que sustituya a la modelo femenina que está pintando. Una transformación que comienza como un juego, pero que acaba con una metamorfosis que pone en peligro el amor hacia su esposa.

«Nos gustaría informarles de que la proyección de la película danesa ha sido prohibida en los cines. Les agradecemos su vigilancia inquebrantable», escribían en su cuenta de Twitter los representantes del Ministerio de Cultura del país.

El filme protagonizado por Eddie Redmayne y Alicia Vikander fue estrenado en los cines en Doha el pasado jueves. Pronto la página web «Doha News» informaba de que algunos espectadores habían acudido al medio de comunicación para quejarse acerca de su presencia en las salas, porque la veían como una «depravación moral».

El debate acerca del largometraje danes nominado en los últimos Globos de Oro al mejor actor (Redmayne) y actriz (Vikander), además de a la mejor banda sonora, creció con la aparición del hashtag «No a la proyección de The Danish Girl», con el que se pedía al Gobierno su prohibición.

De «Noé» a «Éxodo»

La presión hizo finalmente ceder a los representantes políticos. Una decisión que no es nueva en el país asiático, pues, en 2014, el Ministerio de Cultura de Qatar prohibió después de su estreno películas como «Noé», dirigida por Darren Aronofsky, y «Éxodo», de Ridley Scott. Ambas. La razón en aquella ocasión, su contenido bíblico. «El lobo de Wall Street», de Martin Scorsese, también sufrió a los censores, pues estos obligaron a suprimir 50 minutos de su versión original como condición para ser proyectada.

Solo algunos espectadores se han atrevido a criticar la prohibición, con mensajes en Twitter como éste: «No hay nada fuera de lo normal en la película. Cuenta una historia real. La verdadera desviación está en la mente de los que piden su prohibición».

Pero la voces en contra han sido más fuertes: «No a cualquier película que contradice nuestra religión, moral y tradiciones. Esperamos que las personas responsables de su proyección rindan cuentas», escribía en la red social otro usuario.

Comentarios