ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
«Joy», la historia de una cenicienta moderna

«Joy», la historia de una cenicienta moderna

Jennifer Lawrence, Isabella Rossellini, Robert De Niro y el director David O. Russell cuentan a ABC si impresión sobre la película que les llevará a los Oscar

Día 10/05/2016 - 01.45h

Tal vez si Cenicienta hubiera pensado en las futuras aplicaciones de la fregona que patentó, antes de que lo hiciera Joy Mangano, el cuento habría sido otro. Ahora Mangano, la creadora de la fregona milagrosa, ve su historia plasmada en la gran pantalla gracias a la creatividad del director David O. Russell. El relato de esta moderna cenicienta comienza en Nueva York, donde, frustrada por las labores de limpieza, inventó un instrumento para limpiar suelos que, sin tocarlo, se escurría con las manos. Corría el año 1992 cuando esta madre soltera de 33 años logró convencer a miles de almas a través de la televisión de que su producto era «milagroso».

Desde entonces su carrera es sinónimo de éxito. «Esta mujer es sensacional, con sus propios sueños, con un gran poder de decisión. Fue capaz de detener su vida para conseguir aquello en lo que creía», explica la protagonista de la película, Jennifer Lawrence. La joven actriz se transforma de nuevo para dar vida a un personaje moldeado para ella por Russell. «Joy» representa la tercera colaboración de ambos, tras las películas premiadas «El lado bueno de las cosas» y «La gran estafa americana». «Me fascina su espíritu como artista. Jennifer es alguien que puede expresarse de muchas maneras porque es una mujer muy curiosa, siempre me sorprende con una reacción inesperada e inexplicable. Ese es el verdadero privilegio de contar con ella en cualquier película», asegura Russell.

Elenco de lujo

En la cinta sorprende gratamente la aparición de Isabella Rossellini, quien, a sus 63 años, roba protagonismo al resto del elenco dando vida a Trudy, la novia de Robert De Niro, el padre de Lawrence en la ficción, y la primera persona que invierte en el negocio de Joy. «Fue el espíritu de mi personaje, su fe en Joy, su solidaridad, lo que me atrajo de ella», asegura Rossellini, que ve en el realizador cierto paralelismo con su padre, Roberto Rossellini. «Cada director trabaja de forma distinta, incluido mi padre, y una de las cosas que más amo de mi trabajo es ser dirigida por manos originales. David es un gran artista, capaz de convertir su visión en un viaje muy interesante para el público. Me sorprendió tanto su talento que pienso estar disponible para él cada vez que me llame».

Quien también repite con Russell es el veterano Robert De Niro. «Regresé simplemente porque quería volver a ser parte de este equipo. Mi personaje es un hombre romántico, temperamental, un idealista enamorado. Según dice Russell, se parece mucho a mí», ríe De Niro al explicar su papel.

Por último, destaca en el elenco la presencia de Bradley Cooper como uno de los primeros socios de Joy. Para el actor la indudable química entre él y Lawrence se debe en parte a ella. «Jennifer es la mejor en su profesión. Tiene la habilidad de bucear en cualquier situación que representa, e imagina cada circunstancia hasta convertirla en real. Ella cree lo que dice y la cámara la adora, es imposible quitarle los ojos de encima cuando aparece. Es maravilloso trabajar a su lado porque es una joven con la cabeza sobre los hombros, capaz de echar raíces en cualquier historia que interpreta».

Comentarios