ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Quentin Tarantino: «No reniego de mis palabras sobre la brutalidad policial, pienso ir más allá»
Tarantino posa durante el preestreno de «Los odiosos ocho» en Sídney

Quentin Tarantino: «No reniego de mis palabras sobre la brutalidad policial, pienso ir más allá»

El director analiza con ABC su última película, «Los odiosos ocho», con tres nominaciones a los Oscar

Día 17/01/2016 - 01.05h

El camino al éxito acaba siendo, consecuentemente, una travesía a la sabiduría, un lugar donde vive, y desde hace tiempo ya, Quentin Tarantino. Sus películas son una declaración de violencia, sangre, comedia, diálogo e historia, y, normalmente, una enciclopedia con regencias al tema que expone, al que habita en sus películas. Quentin es un director que en lugar de estudiar en la escuela de cine trabajó como vendedor de VHS en una tienda de alquiler de películas. Guste o no guste, su cine es clásico, aunque encubierto de una moderna verborrea.

Con su pasión intacta Tarantino se atreve con otro western, «Los Odiosos Ocho», uno diferente, a caballo entre el género de terror y una obra de Shakespeare. «Normalmente, cuando escribo, una de las cosas que hago es crear el personaje dentro de una metáfora. Luego, según voy exponiéndole al escenario, va apareciendo su trayectoria. Los guionistas suelen atascarse porque no se enfrentan a los personajes desde esa perspectiva. Yo nunca me bloqueo. Con este filme me centré en la historia, sabía dónde iba mi personaje central, qué iba a ocurrir con él, en este caso con ella».

En este filme moderno vestido de aroma clásico, la orquesta inicial es preámbulo de tres horas de proyección, con descanso incluido, dividido en dos partes. Es un western situado una década después de la Guerra Civil norteamericana, donde un caza recompensas, John Ruth, interpretado por Kurt Russell, transporta en una diligencia a una sospechosa de asesinato, Daisy Domergue, la actriz nominada al Oscar Jennifer Jason Leigh. Domergue es trasladada a la ciudad de Red Rock donde la espera su juicio y probablemente la horca.

«Creo que he hecho mi película más política hasta la fecha. No sé en lo que estaba pensando al principio de escribir el guión, pero una vez que me senté y empecé a mover la pluma esto fue lo que salió. Cuando Warren y Chris Maddix tienen su discusión política en la diligencia descubrí que sus palabras son relevantes a lo que sucede hoy en día. Seguimos viviendo en estados que son rojos y azules, como en los años del salvaje oeste» admite el realizador.

Represión policial

A Tarantino sus palabras contra la represión policial en varios medios norteamericanos le costaron el boicot de los oficiales de policía contra su filme. Una amenaza que los sindicatos mantuvieron contra el director por hablar de la brutalidad policial. «Simplemente porque miembros del sindicato hayan pedido el boicot no debería de realizarse. Tengo que decir que no reniego de mis palabras y pienso ir más allá con el tiempo». Quentin añadió durante la entrevista que apreciaba la relevancia y sus motivos políticos como escritor. «Si por algo son importantes los westerns es porque reflejan la época en la que se hicieron. Si ves los westerns de los 50 reflejan el ideal de Eisenhower y su sentimiento de prosperidad americano, ellos creían que habían ganado la Segunda Guerra Mundial por si solos. Si ves los de los años 60 y 70 encuentras el cinismo que infectó a América en ese tiempo. En mi caso, he incluido todo lo que veo a través de la televisión y leo en las noticias sin percatarme que lo estaba haciendo».

La música, cuidada al extremo en todos sus filmes, cuenta en esta ocasión con la inestimable colaboración de Ennio Morricone. «Escribiendo el guion tenía una voz en mi cabeza que me pedía que el filme tuviera su partitura original». Morricone tradujo el guión al italiano para poder entenderlo. «Nada más leerlo escribió dos piezas de música espectaculares. Un material que podría haber utilizado en cualquier película sin importar el género. Su música es pura emoción, me dio una pieza única, maravillosa, que brinda otra dimensión al filme?.

«Los siete magníficos» de Tarantino

«Los siete magníficos» destilados por la mano de Tarantino se convierten en «Los Odiosos Ocho». «Escribir es mi apartado favorito de la producción y quería escribir este guion de forma distinta. He pasado más tiempo con el material y he terminado contando la historia de tres maneras diferentes». A Tarantino le ha salido un relato de suspense, un thriller con humor negro, violencia y muchas vísceras. No en vano, el creador de los efectos especiales es Greg Nicotero, el mismo que digitaliza las imágenes de la serie «The Walking Dead». «Me gustó trabajar con él porque entendió el material» apunta el director, que se ríe cuando se le menciona como el nuevo creador de películas del Oeste. «Quiero hacer un tercer western. Uno no puede llamarse a si mismo director de westerns hasta que no tiene al menos tres en su historial. Estoy pensando en adaptar el libro de Elmore Leonard, 'Forty Lashes Less One', para la televisión. He comprado los derechos y me parece que es una pieza que está demandando realizarse».

Aun con la variedad de violencia y sangre que exhibe su filme, la historia está dominada por el diálogo. Los personajes giran sin descanso en su conversación y la acción es en realidad su narrativa. Lo que más se dispara aquí no son balas si no palabras. «La literatura es una gran luz que ilumina mis películas. Eso lo han mencionado varios críticos con anterioridad, y supongo que viene provocado por mi pasión por el cine. Digamos que la literatura es parte de mi cine».

Comentarios