ABC.es

HoyCinema

patrocinado por .
Harrison Ford en «Star Wars» y otros heridos reales durante el rodaje de  escenas
Mano herida (de verdad) de Leonardi DiCaprio, en «Django»

Harrison Ford en «Star Wars» y otros heridos reales durante el rodaje de escenas

Tatum estuvo a punto de quemarse con agua hirviendo su más preciada extremidad. Di Caprio se cortó en «Django», pero continuó la escena hasta el punto de utilizar su sangre para improvisar

Día 19/01/2016 - 15.36h

Harrison Ford ya no es el que era. Cosas de la edad. Así que después de muchos rodajes de acción se unió en 2015 a la lista de actores que han sufrido heridas reales en el set. Ocurrió haciendo «Star Wars: El despertar de la fuerza».

Una parte del Halcón Milenario se desprendió y cayó sobre su pierna durante el rodaje «Cerraron la puerta sobre mí», describía el actor. En el incidente también resultó herido JJ Abrams, que acudió al rescate. «Pobre hombre, ¡qué lástima!», bromeó el actor sobre el director.

Pero el de Ford sólo es uno de los incidentes que se han registrado en un set de rodaje. Algunos con resultados algo más graves. Uno de los más divertidos sitúa a Channing Tatum en Escocia durante el rodaje de «La legión del águila». Tras una escena que les obligaba a nadar en aguas congeladas, el actor tuvo problemas para volver a recuperar la temperatura corporal en una parte importante de su anatomía. Efectivamente, el pene de Tatum estuvo demasiado tiempo bajo los cuidados intensivos fundamentalmente de agua mezclada con agua hirviendo para que recuperase la circulación. Eso no fue lo peor de su accidente. En el tercer intento, al vadear agua sobre su ropa para devolver al planeta su extremidad, olvidó mezclar el agua hirviendo con otra de menor temperatura. Tatum estuvo ágil al notar el calor y despegó rápidamente la ropa de su cuerpo para salvar su piel del calor.

El mismo actor se metió demasiado en el papel en «Foxcatcher». Según narró su director, Bennett Miller, Tatum debía golpear con la cabeza un espejo en repetidas ocasiones. Obviamente la superficie no era de cristal real, lo que no evitó que Tatum se cortase, y que la sangre real sea la que aparece en la escena. Pero no solo eso, sino que golpeó con tanto convencimiento que agujereó el yeso que estaba tras ese espejo de atrezzo.

Y si hay una cinta llena de escenas de acción, esa es «El Señor de los Anillos: Las dos Torres». Los heridos fueron dos entonces: Orlando Bloom y Viggo Mortensen. En realidad se hirieron varios y en diversas ocasiones, pero Mortensen se rompió dos dedos pateando un casco en la que era la cuarta toma en la que intentaba convencer a Jackson. Le convenció, de hecho el grito real de dolor se ha quedado inmortalizado en la cinta para siempre. De roturas fue también la otra gran estrella herida. Bloom cayó de un caballo y vio como su costilla se partía cuando otro personaje caía sobre él.

El actor de moda, Leonardo DiCaprio, tiene fama de intenso en sus interpretaciones. En «Django», durante el transcurso de una escena golpeó la mesa y en ese movimiento se hizo un inesperado corte en un dedo. La herida comenzó a sangrar generosamente, pero la escena siguió adelante. Estaba tan metido en el papel, que decidió seguir improvisando con la sangre: Le restregó su mano ensangrentada (de verdad) a una de las actrices que hacía de asustada. Cuando pararon el rodaje, todos le dedicaron un sentido aplauso. Recibió varios puntos en la herida.

Por último, aunque haya muchos más ejemplos, Linda Hamilton en «Terminator 2». Entre toma y toma, Hamilton olvidó de poner sus tapones para los oídos, así que cuando Arnold Schwarzenegger disparó repetidamente su escopeta en el ascensor, el sonido amplificado causó la actriz la pérdida permanente de algo de audición.

Comentarios